El perfil del chileno que viaja en crucero

Los destinos favoritos son más o menos los mismos que cuando se usa el avión, mientras que los grupos de familiares o amigos son mayoría frente a quienes viajan solos.

Por Pablo Contreras Pérez

Ingresos por US$126 billones y 25,8 millones de pasajeros. Eso es lo que movió la industria de los cruceros en el mundo en 2017, cifras que solo apuntan a crecer y los chilenos están poniendo su granito de arena para que eso ocurra.

Y es que son cada vez más los turistas nacionales que optan por embarcarse en estos verdaderos hoteles flotantes que recorren diferentes ciudades en unos pocos días. Consultadas por Publimetro, las agencias de viajes afirman que las reservas por esta modalidad de viaje han aumentado entre 20 y 40%.

“Con más ofertas en el mercado, el producto se masifica y permite a una mayor cantidad de personas vivir esta experiencia diferente de viajar”, afirma Denisse Marín, jefa de Cruceros de Cocha.

¿Y cuáles son los destinos favoritos? “Los preferidos en el país son aquellos cruceros que salen desde Miami, hacia zonas como Barú, Bahamas, etc”, cuenta Dirk Zandee, Country Manager de la región andina Despegar.com, quien añade que en 2018 los cruceros más vendidos también tuvieron como punto de partida Buenos Aires y ciudades de Europa como Barcelona y Venecia.

Marín, en tanto, complementa señalando que “los puertos de recalada que generan mayor interés en el Mediterráneo son los que incluyen Egeo y Adriático  con Islas Griegas y Croacia”.

Las características y preferencia del viajero

Aumenta la demanda por viajar en crucero, pero ¿quiénes son los que abordan? Paulina Berrio-Ochoa, subgerente de Marketing de Viajes Falabella, indica que el cliente que prefiere este tipo de servicios es un viajero más experto, “que ya ha viajado con anterioridad al Caribe y ha probado el sistema todo incluido, por lo que ahora busca recorrer las playas de una forma diferente, priorizando la comodidad y el relajo”.

Añade que este modelo de viajes lo valoran también por tres atributos: la comodidad, poder conocer diferentes lugares y la entretención a bordo garantizada.

Por otro lado, Marín indica que hay “un crecimiento importante en la tendencia de viajes familiares, grupos de amigos”, mientras que “los pasajeros que viajan solos aún representan un segmento muy pequeño de la demanda, aun así, se espera que en el futuro existan más personas viajando solas”.

¿Y cuánto dura el viaje? “Por lo general los chilenos escogen cruceros con programas de cinco a nueve días, todo incluido, o con pensión completa sin bebidas”, señala Zandee.

Cuatro recomendaciones para comprar bien

  1. El crucero más que el destino: Zandee hace hincapié en que es importante considerar el crucero y no el destino, “ya que pasarás más tiempo en él que en terreno, por lo tanto elegir los beneficios a bordo que te gusten, es importante”.
  2. Gasto en cada parada: Marín recomienda “analizar la ruta antes de tomar la decisión y considerar que cada recalada en puerto implicará un gasto adicional para conocer cada lugar”.
  3. Salir de Chile: Para abaratar los costos, Berrio-Ochoa dice que es mejor elegir los cruceros que salen desde nuestro país y así se evita el pasaje aéreo.
  4. Todo incluido: También aconseja que el crucero a escoger tenga un sistema todo incluido, “ya que eso abarata los costos de estadía y además uno se relaja y disfruta desde un inicio, sin pensar que por cada servicio debe estar pagando”.

Precios

  • Alrededor de $187 mil por persona es de las opciones más económicas. Un crucero en la temporada de octubre-noviembre, por cinco noches recorriendo Italia y Grecia, con pensión completa sin bebidas, aunque no considera los pasajes aéreos.
  • $287 mil por persona es otra, que considera un crucero por cinco noches, desde Miami y que recorre Cayo Harvest y Puerto Costa Maya y que incluye una pensión completa sin bebidas.
  • Una alternativa más costosa es un crucero que recorre las costas de Cartagena de Indias, Jamaica e Islas Gran Caimán, por poco más de $1,5 millones por siete noches con pensión completa, tickets aéreos, traslados desde y hasta puerto, hotel y aeropuerto y una noche de alojamiento post crucero en Cartagena de Indias con desayuno incluido.
Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo