Súper mujer: ganó una demandante carrera, rompió el récord y se extrajo leche materna en el camino

Jasmin Paris recorrió un total de 431 kilómetros por las montañas de Inglaterra

Por Francisca Herrera

Una británica dejó su marca en la historia de las maratones: logró romper el récord tras ganar una carrera de 431 kilómetros por las montañas de Inglaterra y sacarse leche materna durante parte del camino.

Jasmin Paris, una veterinaria que vive en  Gladhouse Reservoir, logró cumplir el circuito en 83 horas, 12 minutos y 23 segundos, 12 horas menos que el tiempo que ostentaba el récord.

La mujer, aseguró a BBC Mundo, que a pesar de tener la suficiente leche congelada para su hija Rowan de 14 meses, necesitaba extraerse leche en los puntos de control a lo largo de la ruta para prevenir la mastitis y la inflamación de los senos.

"Pensé que habría dejado de amamantar en este punto y lo intenté cuando Rowan tenía uno, pero en Navidad tuvo dos virus y tuve que volver a alimentarla varias veces durante la noche para calmarla", explicó al medio británico.

La mujer comentó que "aunque mi producción de leche disminuyó a lo largo de la carrera, extrajo en cuatro de los cinco puntos de control".

"Nunca pensé que haría esta carrera, ya que he oído que es una tortura absoluta, pero es bueno plantearte un desafío porque es emocionante, así que entré", indicó.

En la Spine Race los competidores deben completar el recorrido, que incluye terrenos montañosos y una escalada a 13 kilómetros, en una semana.

De acuerdo con los jueces de la carrera, Paris iba 16 kilómetros por delante de la persona que ganó el segundo lugar en la carrera,

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo