Tener una laptop gamer con gran rendimiento ya no es tan caro

Revisamos el modelo TUF FX504 de Asus y el resultado nos sorprendió.

Por Consuelo Rehbein

Seamos sinceros, un alto porcentaje de los denominados computadores gamer se ven geniales, pero a la hora de pagar por ellos comienzan los problemas: superan las 7 cifras. Y comprar un computador de más de un millón de pesos no es algo que cualquier jugador pueda hacer, considerando que el precio de las consolas de última generación pueden costar bastante menos. Es para pensarlo.

Pero al parecer, la industria ha ido entendiendo este aspecto y han ido sacando alternativas un poco más económicas y a la vez muy poderosas. Probamos una de estas apuestas: el TUF FX504G de Asus. A primera vista, en lo exterior, el equipo se ve sólido y resistente. Con detalles de diseño que encantan tanto en su teclado como en la carcasa exterior. Pero detengámonos en el teclado: es exquisito a la hora de jugar por mucho tiempo.

a

Diseño funcional 

Y es que el diseño es clave a la hora de hablar de exigencia por mucho tiempo, por lo mismo, los ventiladores de este equipo están diseñados para eliminar partículas de polvo y suciedad, lo que a su vez debería extender la vida útil en general del computador.

Este sistema de ventilación, también lo mantiene fresco mientras juegas. ¿Qué suma eso? Que tu equipo durará.

Antes de detenernos en su Ram, procesador y todo el corazón del equipo, es clave señalar que es un notebook cómodo. Si eliges un notebook por sobre una torre armada con piezas exclusivamente seleccionadas por ti, que sale más barato, es porque quieres portabilidad.

Y eso, tampoco lo han entendido los diseñadores. Aunque ahora, parece que si. El TUF es cómodo y liviano para su categoría. Aún así, te brinda una pantalla de 15,6 a 1080p.

Si de criticar algo se trata, la pantalla no sobresale. Si te ubicas por los bordes y no en el centro de la misma, no se ve tan bien. Los colores se ven algo opacos. Si vas a jugar solo y no multiplayer, perfecto. Si sueles trabajar con una pantalla externa, olvida lo anterior.

a

Enfocándonos en su conectividad, el equipo cuenta con puertos de alimentación, Ethernet, un USB-A 2.0, dos USB-A 3.0, una entrada combo para audífonos/micrófono y obvio, un HDMI.

Genera curiosidad que todo esté ubicado al lado izquierdo, y a la derecha solo la típica entrada de candado. Viendo como han evolucionado los puertos, y considerando que uno compra un computador de gama alta esperando que dure un par de años, podrían haber agregado una entrada C o un lector de tarjetas. Volvamos a los detalles (que encantan). Como ya se ha hecho costumbre, el equipo posee retroiluminación en su teclado.

¿Si o no?

¿Recomendación de este equipo? Si es tu primer notebook gamer, sí. Con un procesador Intel Core i5 de 8va generación, 8 GB de Ram, un disco duro de 1TB, más 128 GB en un segundo disco SSD, y todo potenciado por los gráficos Nvidia GeForce GTX 1060 con soporte completo de Microsoft DirectX 12. ¿Te gusta el audio a la hora de jugar? Vas a amar este equipo: cuenta con un sistema de sonido inversivo. Con un audio de 7.1 canales, permite que sus auriculares, altavoces externos y portátiles entreguen audio con calidad de cine.

La emulación del audio, a la hora de jugar videojuegos de shooting con audífonos de gama alta te da la sensación de estar ahí: perfectamente puedes saber, a través del audio, desde donde te están disparando. Y son estos pequeños detalles los que me hicieron amar este equipo. Su precio, de alrededor de 849.990 en retail puede sonar alto, pero es bajo para otros equipos de su categoría. Como detalle tierno incluye un mouse. No es un mouse gamer, pero se defiende. Insisto, si andas buscando un equipo para empezar o volver a jugar en PC tras unos años, esta opción es por lejos una de las mejores en relación precio calidad.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo