Nube negra en la administración Reginato: Contraloría detectó graves irregularidades en el municipio de Viña del Mar y demoledor déficit

El ente fiscalizador constató más de $17 mil millones en deuda municipal y más de 50 irregularidades. Se iniciaron los sumarios y los antecedentes irán a Fiscalía.

Por Gabriel Arce

Un déficit escandaloso de miles de millones, pagos indebidos a empresas y desembolsos por horas extras fantasmas, son parte de las irregularidades que detectó Contraloría en la gestión del Municipio de Viña del Mar.

Los problemas de dinero en la administración de Virginia Reginato no son nuevos, pero recién ahora se pudo corroborar unas 56 observaciones con malas prácticas del municipio, gracias a que Contraloría auditó la gestión de los últimos años de la Ciudad Jardín.

Entre los cuestionamientos que no fueron subsanados, la municipalidad incurrió en un déficit al alza de 17 mil 585 millones de pesos hasta el balance presupuestario del 31 de diciembre de 2017. Además, las cuentas públicas daban cuenta de que en 2015 y 2016 hubo un superávit de recursos, no obstante, los montos constatados por Contraloría hablan de lo contrario.

En esa línea, dice el comunicado de Contraloría, hubo facturas que se pagaron con años errados: "al 31 de mayo 2018, la municipalidad contabilizó y pagó facturas por $9.583.743.047 y que devengó otras por $1.776.431.513, en circunstancias que todas ellas correspondían a bienes y/o servicios recibidos en 2017", dice el informe.

Autoridades lo sabían

En 2015, diferentes directores de control dieron a conocer a la alcaldesa Reginato y al Concejo Municipal que parte del déficit presupuestario se debía a deudas no reconocidas ni pagadas a tiempo. Incluso, se confirmó que en el presupuesto inicial de 2017 no mencionaban el déficit, pese a que las autoridades ya contaban con la información.

Horas extras generosas

En la ejecución del presupuesto, la auditoría determinó que en 2017 el municipio gastó $ 5.540.515.128 en horas extraordinarias, que se suman a otros $ 7.077.259.529 en pagos por honorarios. La suma entre ambas es cuantiosa: $ 12.617.774.657, equivalentes 14,93% del total de gastos del presupuesto municipal.

La cifra es polémica, teniendo en cuenta que los 12 mil 617 millones en horas extras y honorarios superan con creces lo que el municipio gasta en obras civiles para la comunidad. En 2017, entre consultorías y obras civiles, la administración gastó $ 3.775.106.785, equivalentes al 4,47% del presupuesto municipal.

El reloj de flores tampoco se salva

Ni siquiera la obra más icónica de la ciudad jardín se libra de las irregularidades. Se comprobó que la alcaldía cedió 887 plantas, costeó $ 22.435.363 para ornamentación y retiro de escombros; y compró $2.691.780 en 3.200 especies florales. ¿El problema? Se trataría de un sobregasto, ya que todo ello fue entregado a la empresa Siglo Verde S.A., aún cuando la responsabilidad de mantener y reponer las especies es de la concesionaria.

En esa línea, se evidenció el pago de $ 64.473.910 a la empresa González y Fierro Ltda. por siete trabajadores, sin que se hayan verificado las labores ni los lugares donde estos se habrían desempeñado.

Las medidas

Por todas las irregularidad, Contraloría instruirá un sumario y ejecutará un reparo por $150 millones aproximadamente. Junto con eso, se derivarán los antecedentes al Ministerio Público, medidas que van en paralelo a los sumarios que ya están en curso.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo