Simplifiquemos la vida de los emprendedores

Por Alejandra Mustakis
  • Presidenta de la Asociación de Emprendedores de Chile (Asech)

Emprender no es fácil, eso no lo pone en duda nadie y las complejidades del sistema tributario no facilitan mucho la tarea. Aún así, Chile está marcando tendencia en lo que es emprendimiento.

Esta idea toma más fuerza cuando vemos que en 2018 se crearon un total de 122.235 empresas solamente entre enero y noviembre, lo cual muestra una clara tendencia hacia la creación y fortalecimiento de nuevos negocios. La próxima reforma tributaria, que está en pleno proceso de negociación, debe tener indicaciones que velen por un desarrollo justo de las pymes y le permita a los pequeños y quienes están comenzando, tener procesos simplificados a la hora de hablar de sus temas financieros. Chile está cambiando, su economía está cambiando, la sociedad está cambiando.

Es sabido que los primeros años de un emprendimiento son inmensamente decisivos, también lo es que muchos emprendimientos no pasan más allá de los tres años de existencia. ¿Cómo podemos revertir esta situación? Creo que la solución puede estar en ser flexibles con los impuestos para los emprendedores en etapa inicial, la creación de nuevos instrumentos tributarios para las regiones, y la condonación de multas a las pymes.

Creo que la solución puede estar en ser flexibles con los impuestos para los emprendedores en etapa inicial, la creación de nuevos instrumentos tributarios para las regiones, y la condonación de multas a las pymes

Desde Asech proponemos incorporar a la reforma tributaria que toda empresa que facture menos de 24.600 UF no pague impuesto en sus primeros años (también puede ser progresivo), o hasta que cumpla cinco años de vida. Esto ayudaría a crear nuevas empresas y a cruzar el llamado “valle de la muerte” que se extiende en un plazo de entre los tres y cinco años desde su existencia.

Junto con esta medida, también planteamos implementar nuevos instrumentos tributarios regionales (la mejor manera de descentralizar es redistribuir). Por eso estamos sugiriendo la creación de mecanismos diseñados acorde a la realidad regional de Chile. Que cada región tenga medidas tributarias que la beneficie directamente.

¿De qué otra manera podemos potenciar la proliferación de nuevas empresas? Siendo flexibles con ellas en su desarrollo temprano. No las castiguemos, motivémoslas. Proponemos la condonación de multas para la pyme al 100% dentro de los primeros cinco años de vida, y que se imponga al dueño de la empresa a asistir a clases tributarias. Un buen ejemplo es como ocurre con el Estatuto Pyme, que las multas laborales pueden ser conmutadas por una capacitación.

Ya se han dado importantes pasos para impulsar y posicionar el emprendimiento como un gran activo en Chile. Tenemos el talento, las ganas, y gente capacitada. Ahora necesitamos que las condiciones sean propicias para un desarrollo exitoso y saludable.

 

Las opiniones expresadas aquí no son responsabilidad de Publimetro

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo