Más jóvenes y profesionales: así ha cambiado el perfil del emprendedor en Chile

Corfo lanzó este martes la plataforma "DataEmprendimiento" que da cuenta de las características de quienes se lanzan a emprender en el país.

Por Publimetro

“Chile, país de emprendedores” dice una frase, pero ¿cómo son esos emprededores? Es lo que refleja un estudio de una plataforma lanzada por Corfo este martes. DataEmprendimiento entrega una serie de datos que perfila la características de quienes se han lanzado a esta aventura y da cuenta cómo ha evolucionado durante los años.

Los datos fueron dados a conocer en el lanzamiento de la plataforma DataEmprendimiento, una iniciativa realizada entre Corfo y Epic Lab de la Universidad Católica, con datos de más de 6 mil proyectos apoyados entre el 2001 y 2018.

Un primer antecedente que resalta es que el emprendimiento dejó de ser una segunda opción ante la búsqueda de nuevas oportunidades o cesantía y ahora se consolida como parte de la carrera profesional.

Según Juan Eduardo Orlandi, gerente general de la aceleradora Magical Startups, “cuando emprendes necesitas construir algo con cosas que ya sabes”, por lo que “los profesionales buscan bajar la incertidumbre lo más posible y por eso hay una tendencia fuerte a innovar en una industria en la que trabajaste o por lo menos estudiaste”.

El reporte también demuestra una disminución de la edad promedio de los emprendedores, lo que da cuenta de un cambio respecto de los primeros diez años de implementación de la política desde Corfo. Si en promedio los emprendedores el 2001 tenían 55 años, eso disminuyó a 35 años en 2018.

Esta tendencia, dice Markus Schreyer, fundador de la aceleradora Ganeshalab, se genera porque “ha aumentado la disposición de la gente joven para tomar riesgos temprano en su carrera”. Eso sí, remarca que “los emprendedores mas exitosos, son los que cuentan con alguna experiencia laboral y una edad alrededor de los 40 años”.

Emprendimientos femeninos viven más

El estudio contiene otros datos sobre emprendimiento, como que la tasa de mortalidad de los proyectos liderados por hombres es 7% mayor a la de aquellos que están liderados por mujeres. Asimismo, en general, más de 50% sobrevive pasado los cinco años de antigüedad.

A juicio de Orlandi, esto podría explicarse porque ellas “son por naturaleza mucho más adversas al riesgo, por lo que tienden a emprender en emprendimientos más seguros o de menos riesgo, también en algunos casos, que puedan llevarse a cabo desde el hogar. Es por esto que las mujeres fracasan menos, llevan adelante buenos negocios menos riesgosos”.

Un punto discordante expone Schreyer, quien afirma que en su experiencia liderando equipos, “siempre se ha demostrado que con una sana combinación entre mujeres y hombres se obtienen mejores resultados, tanto cultural como económicamente”.

El dato anterior se suma a que durante el 2018 los proyectos con al menos una mujer en el equipo llegaron al 52% de los emprendimientos apoyados por Corfo, lo que destacan desde este organismo, es reflejo del esfuerzo de la institución por incentivar la participación femenina.

 

 

 

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo