Hace tres décadas cerraron todos los bancos... de leche materna

Esta semana el Senado aprobó el último trámite constitucional del Proyecto de Ley de la Agenda Mujer, que reconoce la lactancia materna como un derecho de las mujeres y la niñez. Ésta considera el regreso de la donación de leche y el regreso de los bancos de este elixir.

Por Consuelo Rehbein

Según datos de la Corporación del Prematuro en Chile nacen cerca de 18.000 niños antes de completar los 9 meses de gestación. En muchos de estos casos la lactancia materna no logra desarrollarse de manera natural. En contraste, hay mujeres que al nacer sus hijos producen más leche que las que sus pequeños necesitan.

Hasta 1988 Chile contaba con algunos bancos de leche materna, que permitían almacenar el excedente de leche para precisamente apoyar a los casos que la requerían.Esta práctica se terminó por el potencial riesgo de transmisión de virus VIH.

Sotero del Río: un modelo a seguir 

elixir Los bancos de leche ayudan a que todos los niños tengan acceso a este alimento vital. / Getty

Años después se intentó volver a generar una estructura similar, pero no fue sino hasta el 2015 cuando en el Hospital Sótero Del Río abrió un banco de este tipo.

De hecho, hasta noviembre de ese año Chile y Luxemburgo eran los únicos países OCDE que no contaban con un Banco de Leche Humana para prematuros. Todo por una normativa que era la que evitaba la donación de esta sustancia por el posible contagio de VIH. Fue derogada.

Hoy los bancos de leche podrían multiplicarse. Todo gracias a la aprobación del proyecto de ley de protección a la lactancia materna.

Si bien, el proyecto se enfoca en proteger el acto de la lactancia de la inmensa discriminación y complicaciones que solía sufrir en diversos espacios, también considera un apartado sobre la donación de este nutritivo líquido, vital para quienes llegan al mundo.

Donando el mejor alimento para las guaguas

Para que una donación de leche materna se realice en óptimas condiciones se debe considerar la cadena de frío. Una vez que es recepcionada por el hospital se le somete a una evaluación físico-química para ver el grado de contaminación bacteriológica que tiene. Si es muy alta, se descarta la leche. Si está dentro de los rangos normales, se pasteuriza (se destruyen los microorganismos).

leche Getty

A esa leche pasteurizada se le toma un cultivo y se esperan 48 horas para verificar que no tenga ningún germen o bacteria. Luego de eso queda disponible y se va a un congelador especial, a -20° de temperatura, donde puede durar hasta tres meses. Al menos así funciona actualmente en el Sótero Del Río.

¡A donar!

Ahora la donación de leche materna podrá ser realizada por las madres que quieran y que tengan un estado de salud que se los permita.

Esta posibilidad no solo pretende ayudar a los lactantes que no puedan ser alimentados por sus madres biológicas, sino que también a los casos en que la leche producida por ellas pueda ser dañina para su salud.

La donación voluntaria de leche materna será regulada con la implementación de un reglamento.

“El proyecto da un reconocimiento expreso a la lactancia materna y amamantamiento, estableciendo que se trata de un derecho de las mujeres y de los niños”, aseguró la ministra de la Mujer y la Equidad de Género, Isabel Plá, tras la aprobación de la medida.

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo