Embajada de Estados Unidos en Caracas: aquí se concentra la máxima tensión de la crisis en Venezuela

Maduro dio 72 horas al personal diplomático estadounidense para abandonar el país. El Departamento de Estado realizó una evacuación "parcial", pero asegura que la embajada permanecerá "abierta"

Por Francisca Herrera

Venezuela está viviendo sus días más convulsionados luego de que el líder opositor Juan Guaidó se declarara presidente interino. Sin embargo, tras la intensa jornada de este miércoles la tensión se ha trasladado a un punto en específico: la embajada de Estados Unidos en Caracas.

El 28 de febrero de 1835 Washington reconoció al país del sur como nación independiente y en junio del mismo año se establecieron formalmente las relaciones diplomáticas entre los dos países, con la presentación del primer encargado de Negocios.

La sede diplomática de EEUU en Caracas fue inaugurada en la década del 90 (1995), durante el segundo mandato de Rafael Caldera. El moderno y tecnológico edificio de cinco pisos, con exterior de granito rojo y un área interior de ocho mil metros cuadrados, se emplaza en lo alto de la exuberante colina verde del barrio de Valle Arriba, a diez kilómetros del Palacio de Miraflores.

El complejo, que funciona de 8:00 a 17:00 hora local, cuenta con varios pisos subterráneos y está protegido por cercas y un gran personal de seguridad.

La máxima autoridad del país dirigido por Trump en Venezuela es el Encargado de Negocios Jimmy Story, quien asumió en julio de 2018.

Antes de que sumiera Story, el ex encargado de Negocios Todd Robinson fue expulsado por Nicolás Maduro en mayo del 2018.

El último embajador estadounidense en el país fue Patrick Duddy nombrado por Barack Obama, quien desarrolló funciones junio de 2009 y julio de 2010. Larry Leon Palmer, último embajador designado, no consiguió la aprobación de sus credenciales y su nominación fue devuelta al presidente de EEUU en diciembre del 2010.

Desocupación parcial

El Departamento de Estado ordenó la desocupación parcial del personal diplomático y anunció que la instalación permanecerá "abierta", informó la agencia AP. Inicialmente, los funcionarios de la sede diplomática recibieron la orden de restringir sus movimientos a los barrios de Valle Arriba y Santa Fe, además de recibir la recomendación de no llevar a sus hijos a escuelas y jardines por esta jornada, según medios internacionales

Además, aconsejaron a los ciudadanos estadounidenses que eviten las manifestaciones que "podrían continuar durante el resto de la semana".

Las autoridades estadounidenses anunciaron que este jueves la embajada funcionará en horario normal y recibirá a los ciudadanos que necesiten emergencias, sin embargo, se cancelaron los turnos de solicitudes de visa programados para esta jornada.

La sede diplomática ya venía funcionando con operaciones reducidas desde fines de diciembre producto del cierre de gobierno que está viviendo la administración de Donald Trump.

Tensión

El dictador Nicolás Maduro anunció el miércoles desde el palacio de gobierno que acordó la ruptura de relaciones con Estados Unidos y dio 72 horas al personal diplomático para abandonar el país.

“Hoy el gobierno imperialista de Estados Unidos dirige una operación para imponer un gobierno títere a sus intereses… Pretenden elegir y designar al presidente de Venezuela por vías extra constitucionales", indicó Maduro.

Desafiando esta decisión, Guaidó envió una carta en la que comunica "a todos los jefes de misiones diplomáticas y su personal acreditado en Venezuela que el Estado de Venezuela desea firmemente que mantengan su presencia diplomática en nuestro país".

"Estados Unidos seguirá manteniendo relaciones diplomáticas con Venezuela a través del gobierno interino de Juan Guaidó", dice el documento publicado por el secretario de Estado, Mike Pompeo.

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo