¿Qué tan endeudados estamos?

Por Sergio Tricio
  • Gerente general de Ruvix – @stricio

Hace algunas semanas el Banco Central de Chile dio a conocer las cuentas nacionales por sector institucional, en donde se da a conocer la evolución del ahorro y el stock de deuda de los hogares chilenos. En esta oportunidad se ha alcanzado un nivel record del 73,3% del ingreso disponible.

Por supuesto, esta cifra ha llamado mucho la atención, generando conclusiones equivocadas respecto al nivel de deuda que tenemos los chilenos. En gran parte, la dificultad de comprender estas cifras se debe al complejo lenguaje que ocupa el Banco Central cuando las da a conocer. Aparentemente el ente emisor se dio cuenta de esto y en el último informe ha explicado un poco más lo que significa esta cifra: “El ratio deuda-ingreso, para el sector Hogares, es un indicador de apalancamiento que relaciona el stock de pasivos, al cierre del ejercicio contable, con su ingreso disponible anual. No debe interpretarse como la carga financiera de los Hogares, la cual representa el desembolso mensual que estos realizan para cubrir los intereses y el capital asociado a sus obligaciones”.

Una deuda del 73,3% de los ingresos, para un ingreso de $1.200.000 mensual de un hogar chileno o de $14.400.000 anual, sería de $10.555.000, lo que no es tanto, cuando además se incluyen las deudas hipotecarias que son elevadas y de largo plazo

¿Que quiere decir esto? Cuando se considera el nivel de endeudamiento de los hogares incluye las deudas de consumo, automotriz e hipotecaria, como un todo. A modo de ejemplo, una familia que tenga un crédito de consumo por $5 millones, un crédito automotriz del mismo monto y un hipotecario de $30 millones, esa persona tendría una deuda de $40 millones. Si ese hogar gana $1.500.000 mensual, sería un ingreso anual de $18 millones, por lo tanto, el ratio deuda-ingreso sería de $40.000.000/$18.000.000 o del 222%. Por lo tanto, una deuda del 73,3% de los ingresos, para un ingreso de $1.200.000 mensual de un hogar chileno o de $14.400.000 anual, sería de $10.555.000, lo que no es tanto, cuando además se incluyen las deudas hipotecarias que son elevadas y de largo plazo.

Esta cifra se ha confundido con la carga financiera, que es el pago mensual en cuotas de diferentes tipos de créditos. De acuerdo al ejemplo anterior, es perfectamente posible que una persona que tiene una deuda del 222% de su ingreso anual, pague créditos por $500 mil mensuales, que serían un 33% de su ingreso mensual de $1.500.000, lo que  cifras absolutamente normales de deuda.

Por lo tanto, no nos confundamos, la deuda en Chile ha aumentado de manera constante en los últimos años, pero no significa que las personas destinen un 73,3% de sus ingresos a pagar deudas. Adicionalmente, este aumento del endeudamiento se debe mayoritariamente a un aumento de los créditos hipotecarios, que es considerada una “deuda buena” por ser para la compra de un bien inmueble y de largo plazo.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo