Carmen Frei no quita el dedo del renglón: "no se mata a un expresidente, sin que no lo sepa la máxima autoridad de un país"

Perseverante y serena, la ex senadora mantuvo sus críticas hacia la continuidad del sub secretario de salud, Luis Castillo, en la administración Piñera II

Por Fernando Peñalver

Sola. Así luchó durante años, en medio del escepticismo y no pocas burlas, la ex senadora Carmen Frei, quien siempre sostuvo que la muerte de su padre, el ex presidente Eduardo Frei Montalva, fue un asesinato. Este miércoles, el veredicto del ministro Alejandro Madrid le dio la razón, en medio del reconocimiento general del mundo político chileno.

Un severo cuestionamiento a los autores intelectuales, así como a los "cómplices pasivos", solicitó la familia Frei y la Democracia Cristiana. En la sede de la falange, el ex Presidente de la República, Eduardo Frei Ruiz Tagle, se refirió a la muerte de su padre y al fallo de la justicia, indicando que ahora es el turno de determinar las responsabilidad políticas de este magnicidio.

DC en la casa de Frei AGENCIA UNO

Acompañado por sus hermanos, además del ex mandatario, Ricardo Lagos, además de la directiva de la DC, Frei Ruiz Tagle, emocionado y con voz entrecortada, comentó que la resolución del magistrado Alejandro Madrid es un hecho histórico para el país, donde por primera vez se comete un homicidio en contra de un ex Presidente de la República.

No obstante, junto con la satisfacción de haber alcanzado y avance sustantivo en este caso nos embarga un enorme sentimiento de tristeza (…) Leer el fallo es un golpe duro. Pero la batalla por establecer la verdad no se detiene aquí. Conocer las responsabilidades políticas será nuestra próxima tarea, en particular las responsabilidades que tuvieron en este crimen, altas autoridades del gobierno de la época", enfatizó Frei Ruiz Tagle.

El ex Presidente, comentó que la muerte de su padre es el resultado de una planificación "maquiavélica", criminal, agradeciendo asimismo la valentía del magistrado Madrid en seguir por 19 años la investigación, pese a las innumerables acciones "para dilatar" el proceso, dijo.

Carmen, la perseverante

La ex senadora Carmen Frei, quien fue uno de los primeros familiares en sostener que la muerte de su padre había sido un asesinato, lo que además consignó en una recordada intervención en el Congreso, expresó que el fallo no deja dudas que el fallecimiento de Frei Montalva fue una crimen perpetrado por la dictadura cívico-militar, que encabezó Augusto Pinochet.

"Se trata del único caso de magnicidio en la historia de Chile, Creo que es un hecho tan grave que el país debe asumirlo como uno de los periodos más oscuros de nuestro pasado", recalcó. Al igual que su hermano, la ex parlamentaria sostuvo que la muerte de su padre fue un crimen organizado desde las más altas esferas del poder.

Carmen Frei AGENCIA UNO

"Nada de lo que ocurrió en el asesinato de mi padre fue accidental o fruto del azar. El régimen decidió que había que eliminarlo", declaró.  La ex senadora, también hizo hincapié en la forma de cómo se orquestó una red para el asesinato, además de criticar la forma en cómo el cuerpo fue prácticamente vejado al interior de la clínica de la Universidad Católica.

Luego, en una velatón realizada en la Plaza de La Constitución, Carmen Frei aseguró que, de haber vivido un poco más, su padre hubiese logrado el retorno de la democracia a Chile "mucho antes".

"No se mata a un expresidente, sin que lo supiera la máxima autoridad de éste país", comentó Frei Ruiz – Tagle en clara alusión a Augusto Pinochet.

"Cuando mi padre expresó si ellos (La Junta Militar) podrían resucitar a los muertos, allí confirmó que era una figura peligrosa, a la que había que eliminar", expresó la ex senadora, quien persistió en su llamado a la destitución del sub secretario de salud, Luis Castillo, mencionado en la sentencia del ministro Madrid.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo