La dictadura de Maduro se desata contra el derecho a la información en Venezuela

El Gobierno de Venezuela, a través del Servicio Bolivariano de Inteligencia, mantiene retenidos a cinco periodistas extranjeros y deportó a otros dos.

Por Agencias

 

La crispación política en Venezuela alcanzó a la prensa extranjera: dos periodistas franceses, dos colombianos y un español permanecen detenidos, además de los dos chilenos que fueron deportados el miércoles tras pasar 14 horas bajo custodia de las autoridades.

El gobierno de España condenó el jueves la detención de tres reporteros y un conductor que trabajan para la agencia de noticias estatal EFE en la capital de Venezuela, Caracas.

Pedro Sánchez pidió su inmediata liberación, según un comunicado emitido por su oficina.

EFE reportó que el fotógrafo colombiano Leonardo Muñoz desapareció el miércoles en la mañana en Caracas y que dos periodistas más, el español Gonzalo Domínguez y la colombiana Mauren Barriga, fueron detenidos más tarde en su oficina por miembros del servicio de inteligencia de Venezuela, el Sebin.

El gobierno de España dijo que un conductor venezolano que trabajaba para la agencia, que no fue identificado, también fue arrestado.

Sánchez señaló que el gobierno de España respaldará a Juan Guaidó como presidente interino de Venezuela si el asediado líder socialista Nicolás Maduro no convoca elecciones presidenciales antes del domingo.

Los arrestos se produjeron luego de la deportación de dos reporteros chilenos detenidos esta semana. Una fuente diplomática francesa dijo el miércoles que dos reporteros franceses que cubrían la agitación también habían sido arrestados y que la Embajada de Francia estaba buscando su liberación.

"Nuestra Embajada ha solicitado protección consular de conformidad con la Convención de Viena y, en particular, con el derecho de acceso", dijo la fuente.

Reciententemene la aagencia EFE señaló a través de Twitter que "Los tres reporteros de la Agencia EFE detenidos en Venezuela, el español Gonzalo Domínguez Loeda y los colombianos Maurén Barriga Vargas y Leonardo Muñoz, están en proceso de deportación".

En cuanto a los reporteros franceses trabajaban para el programa de televisión diario Quotidien, parte de la red de televisión TF1.

París por su parte también "exige la liberación" de dos periodistas franceses detenidos en Venezuela. "Exigimos su liberación y estamos haciendo todo lo posible para obtenerla en el plazo más breve", declaró la portavoz del ministerio de Relaciones Exteriores de Francia, Agnes von der Muhll, sobre los dos periodistas franceses detenidos el martes en Venezuela.

Varios periodistas extranjeros han sido detenidos o deportados en años recientes al no contar con permisos para desempeñar su oficio en Venezuela.

Sin mencionar expresamente las detenciones, el canciller venezolano, Jorge Arreaza, dijo el miércoles que periodistas extranjeros han ingresado al país "sin cumplir previamente con la respectiva solicitud del permiso de trabajo en nuestros consulados".

"Es inaudito e irresponsable que medios de comunicación envíen periodistas sin cumplir con los requisitos mínimos previos que exige la ley de Venezuela, para luego armar un escándalo mediático al que se suman sus gobiernos. Otra faceta de la operación mediática contra el país", escribió Arreaza este jueves en Twitter.

Arreaza llamó a los medios internacionales a "realizar los trámites indispensables" para "evitar inconvenientes".

El martes, en un comunicado, Reporteros Sin Fronteras denunció "actos de violencia de las fuerzas del orden contra periodistas" nacionales y extranjeros que cubren las protestas opositoras que se registran desde el pasado 21 de enero.

Las manifestaciones han dejado al unos 40 muertos y 850 detenidos, según la ONU.

Reporteros Sin Fronteras exigió al gobierno que "respete la libertad de información", al denunciar detenciones y confiscaciones de cámaras y teléfonos celulares, además de censura en los medios locales de radio y televisión.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo