Una U. de Conce de "jerarquía" quiere dar el campanazo en el 2019: "Los clubes de regiones han sido los que mejor se han reforzado"

Desde el Campanil aseguran que lucharán en los tres frentes. "Nuestro objetivo es pelear el Campeonato Nacional", advierten, mientras que en la Libertadores "la idea es hacerse fuertes de local y afuera salir a rescatar puntos". Al menos en materia de fichajes, los de la Octava Región han dado que hablar.

Por Rodrigo Realpe V.

En la Universidad de Concepción no hay dudas de cara a la temporada 2019. "Las expectativas tienen que aumentar, es obvio. Enfrentamos tres campeonatos y, por lo mismo, tenemos que estar preparados para enfrentarlos y llegar lo más lejos posible", lanza Fernando Manríquez, uno de los puntales del equipo de Francisco Bozán, que por estos días se encuentra en Lima, para jugar la Noche Crema frente a Universitario de Deportes.

El Campanil no se conforma con el subcampeonato que logró el año pasado. Por eso, en el 2019 irá a la pelea por el título del Campeonato Nacional y buscará llegar lo más lejos posible en la Copa Libertadores, donde comparte grupo con Olimpia (Paraguay), Sporting Cristal (Perú) y Godoy Cruz (Argentina). Prueba del hambre que hay en la Octava Región es la gran cantidad de refuerzos "calados" que ha contratado la dirigencia.

Alexis Rolín, Nicolás Maturana, Fernando Cordero, Nicolás Orellana, Patricio Rubio, Josepmir Ballón y Víctor Retamal son los nombres que han llegado a la tienda universitaria en el mercado de fichajes. "Se nos fueron dos jugadores importantes, Sergio Vittor y Ronald de la Fuente, que eran titularísimos, pero que creo que los hemos reemplazado bien. La idea era reforzar algunos puntos débiles, como el centro del ataque, y ahí trajimos a Patricio Rubio. Estamos satisfechos", apunta el presidente del club, Mario Rodríguez.

"Los fichajes son muy buenos, se han adaptado muy rápido a la idea de juego del 'profe' Bozán, así que nosotros también estamos contentos de que hayan llegado a la Universidad de Concepción", afirma Manríquez, mientras que el defensa Gustavo Mencia también aprueba a las nuevas incorporaciones: "Estamos en el período de adaptación y creo que han andado bien, nos van a servir mucho. La dirigencia hizo el esfuerzo por traer jugadores de jerarquía, que terminaron jugando en sus clubes".

Respecto a los objetivos, Mencia coincide con su compañero Manríquez: "Ahora las expectativas son altas, cada vez que empieza un campeonato la ilusión es grande y más todavía si jugamos la Libertadores, y ahí el tema es llegar lo más lejos posible. La idea es hacerse fuertes de local en la Copa y afuera salir a rescatar puntos. Sabemos que no será fácil, los adversarios serán muy duros, Olimpia es bicampeón en Paraguay, Sporting es campeón en Perú y Godoy Cruz es difícil como todo equipo argentino, pero hay que jugar los partidos".

En cuanto al torneo local, el defensor paraguayo apuesta por una lucha entre los cuadros de provincia: "Hemos hablado con algunos compañeros que los clubes de regiones han sido los que mejor se han reforzado este año. La Calera, Antofagasta, nosotros… Puede ser que el campeonato se lo lleve alguno de región, el año pasado lo estuvimos peleando con esos equipos, ojalá que este año sea así también y sea aún más competitivo, porque nuestro objetivo es pelear el título".

Desde la dirigencia prefieren la cautela respecto a los propósitos para el 2019, para no endosarle una presión extra al plantel universitario. "Como directiva no hemos hablado de objetivos y tampoco he hablado del tema con Francisco Bozán. Yo creo que a veces no es bueno fijar metas tan altas, porque si no se cumplen, después hablamos de un fracaso, y ése no sería nuestro caso", sostiene el timonel del Campanil.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo