La propuesta de quien encarceló a Lula: así es la iniciativa para combatir la delincuencia y la corrupción en Brasil

La aprobación de la medida será la primera prueba importante para Moro desde que fue nombrado para el cargo

Por Francisca Herrera

El ministro de Justicia de Brasil Sergio Moro presentó el lunes una propuesta de ley que busca reformar la lucha contra el crimen organizado, la corrupción y la violencia en el país.

Entre las medidas incluidas están obligar a los convictos a comenzar a cumplir sus sentencias una vez negada la primera apelación, principal arma para ingresar al ex presidente Luiz Inácio Lula da Silva a la cárcel; categorizar a las milicias y pandillas de narcotráfico como grupos criminales organizados que no poseerán beneficios carcelario y combatir el financiamiento ilegal de campañas con un aumento de condena para la corrupción.

"Queremos ser más rigurosos con los delitos más graves”, les dijo Moro a reporteros tras presentar su propuesta ante los gobernadores estatales y funcionarios de seguridad pública en Brasilia.

El proyecto también busca que se considere "legítima defensa" la intervención de un agente policial "en conflicto armado o en riesgo de conflicto armado inminente, previene una agresión injusta en su contra o contra terceros"

"No estamos ampliando la legítima defensa, sólo estamos dejando claro que determinadas situaciones cotidianas configuran legítima defensa", alegó Moro.

La aprobación de la medida, ahora en manos de los legisladores, será la primera prueba importante para Moro desde que fue nombrado para el cargo.

El ex juez sorprendió a muchos de sus partidarios el año pasado cuando abandonó la vasta investigación de corrupción “Auto Lavado”, que él ayudó a crear y encabezó durante años, para sumarse al gobierno del presidente ultraderechista Jair Bolsonaro.

La pesquisa ha colocado en prisión a decenas de políticos y empresarios, incluyendo al ex presidente Luis Inacio Lula da Silva, un hecho que despejó la vía para el triunfo de Bolsonaro en las elecciones.

Ahora como ministro de justicia y seguridad, Moro tiene la tarea de ayudar a Bolsonaro a cumplir sus promesas de campaña más ambiciosas: combatir la corrupción y acabar con el ciclo de violencia. En el 2017, casi 64.000 personas fueron asesinadas en Brasil, un récord para un país que desde hace tiempo ha sido el líder mundial en total de asesinatos anuales.

Antes de entregarle el documento de 34 páginas al Congreso, Moro lo presentó ante los gobernadores de los estados, que él dice serán claves para implementar su agenda de seguridad. En Brasil, la seguridad pública está mayormente a nivel estatal.

Moro dijo que la propuesta ya fue aprobada por el mandatario. “Es también el proyecto de Bolsonaro”, dijo.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo