Un estudio asegura que podemos aprender idiomas mientras dormimos

Una investigación llevada a cabo por científicos suizos explicó que es posible aprender algo durante el sueño y luego recordarlo una vez despierto.

Por Catalina Diéguez

A quién no le gustaría aprender un idioma o estudiar mientras duerme, de seguro que a muchos. Lo que por años fue una fantasía de personas que buscaban aprovechar más su tiempo o aquellos que luchaban por mantenerse despierto hasta altas horas de la noche estudiando, hoy se sabe que en realidad es posible. Investigadores suizos, demostraron que una persona, durante las etapas más profundas del sueño, es capaz de retener información pese a su falta de conciencia.

Por mucho tiempo, el mundo científico pensó que mientras una persona dormía era imposible que aprendiera algo nuevo. Sin embargo, una investigación realizada por la Universidad de Berna en Suiza comprobó que es posible realizar conexiones semánticas mientras una persona se encuentra inconsciente.

¿Cómo es posible aprender otros idiomas?

mujer durmiendo Getty / Getty Images

El experimento consistió en decirle a un joven, mientras dormía, palabras en un idioma que él desconocía, junto a su traducción. El resultado fue que las palabras dichas durante los puntos más altos de las ondas lentas, es decir durante el periodo de sueño más profundo, quedaron grabadas en la memoria del individuo, pero sólo cuando estas fueron reproducidas más de tres veces.

Esto se explica ya que cuando una persona ingresa a un sueño profundo, las células cerebrales se coordinan más estrechamente y entran en un breve período de actividad en conjunto, antes de caer en un período inactivo.

Este descubrimiento abre las puertas a un mundo de nuevas posibilidades. Mientras que para los interesados en el tema es un gran avance respecto a los misterios del comportamiento de la mente, para otros es una oportunidad para, por fin, poder aprender los idiomas que siempre quisieron, pero nunca tenían el tiempo para lograrlo o, simplemente, para poder estudiar cuando las ganas de dormir no te dejaban mantener los ojos abiertos.

 

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo