Algunas hermanas fueron reducidas a la "esclavitud sexual": el Papa admite que curas y obispos abusaron de monjas

El Pontífice se comprometió en hacer más para luchar contra ese flagelo.

Por Agencias

El papa Francisco admitió el martes por primera vez que varios curas y obispos abusaron sexualmente de monjas y se comprometió en hacer más para luchar contra ese flagelo.

"Es verdad, dentro de la Iglesia ha habido clérigos, en algunas civilizaciones de modo más fuerte que en otras. No es una cosa que todos hacen eso, pero hubo sacerdotes y también obispos que han hecho eso. Y yo creo que se hace todavía: no es que desde el momento en que te das cuenta, termina, indicó el Papa.

El Pontífice aseguró que "desde hace tiempo estamos trabajando en eso" y que se han suspendido y expulsado a clérigos por esto.

"No puedo decir que esto en mi casa no… Es cierto. ¿Debemos hacer más al respecto? Sí ¿Existe la voluntad? Sí, pero es un sendero que ya hemos comenzado", dijo el Pontífice a los periodistas que viajaban con él al Vaticano desde Emiratos Árabes Unidos.

Francisco recordó que el papa Benedicto XVI tomó medidas contra una orden francesa "porque había entrado esta esclavitud de las mujeres, también esclavitud sexual, de parte de los clérigos o de parte del fundador".

El tema ha surgido en medio del escándalo sobre el abuso sexual de menores de edad en la Iglesia católica y en medio de la era del #MeToo (#YoTambién) en que se ha reconocido que los adultos pueden ser víctimas de abuso también, cuando hay un desequilibrio de poder en una relación.

El año pasado, The Associated Press y otros medios de comunicación informaron sobre casos de monjas que fueron víctimas de abusos en América del Sur, India, África y Europa, lo que demuestra que el problema no se limita en absoluto a una zona geográfica determinada.

En noviembre, la organización que representa a todas las órdenes de religiosas católicas del mundo, la Unión Internacional de Superioras Generales, denunció públicamente la "cultura del silencio y del secreto" que impidió que las monjas hablaran y exhortó a las hermanas a denunciar los abusos a sus superiores y a la policía.

 

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo