La economía crece, aunque con sus peros

El desempeño menor de diciembre y la quiebra de popular tienda de zapatos llaman la atención en una economía que recupera un ritmo que no se veía desde 2013, aunque expertos intentan explicar esta aparente incoherencia.

Por Pablo Contreras Pérez

El Gobierno se mostró feliz, ya que se cumplió con su meta y la economía chilena creció 4% en 2018, la mejor cifra en cinco años, aunque la noticia vino aparejada de un dato de actividad económica más débil de lo esperado en diciembre y con el cierre de una nueva empresa.

“Esto significa que la economía chilena está recuperando su liderazgo. Más crecimiento significa más empleos, de mayor calidad y mejores oportunidades para los chilenos”, señaló el ministro de Hacienda (s) Rodrigo Cerda.

Sin embargo, el 2,6% que creció la economía en el último mes de 2018 llamó la atención. Y si 2018 estuvo por el cierre marcado por el cierre de algunas empresas como los casos de Maerks, Iansa y Pastas Suazo, este 2019 parte con el cierre de la emblemática tienda Calzados Beba, que tras 47 años, producto de una deuda que le imposibilita adquirir bienes y materiales nuevos, debió recurrir a una liquidación forzosa para rematar sus productos en bodega, hecho que implica el cierre de telón.

Sin embargo, para los expertos este y los otros casos no tiene tanto que ver tanto con el desempeño de la economía, sino que con otros factores. “Las personas cambian de hábito. En el ejemplo de Iansa, la gente ya demoniza el azúcar y tenemos una empresa que era productora de remolacha y sus productos derivados y termina sin poder venderlos en el mercado local”, destaca economista y académico de Ingeniería comercial de la U. Mayor.

En ese sentido, indica que no es que la economía no permita que estas empresas sobrevivan. “En el caso de Beba ocurre algo similar. La gente comienza a comprar mucho más en Aliexpress, productos chinos, entonces nos volvemos más dependientes de economías que no respetan el tema laboral, entonces las personas se ven beneficiadas de un buen precio”, dice el académico, añadiendo que ante eso la industria local no es capaz de competir.

En tanto, Cristián Lecaros es docente en la Facultad de Economía y Negocios de la Universidad de Chile, plantea que esto tampoco permite a este tipo de negocios adaptarse. “Más allá de que la economía nacional crece, lo del cierre de Calzados Beba, tiene que ver con que ciertos negocios no actualizan sus modelos de gestiones, y al corto y mediano plazo son pocos sostenibles, y no tienen un rango de valor fundamental que los pueda proyectar”, acota el CEO de Inversión Fácil.

2019: crecimiento con cautela

Entre los expertos no hay coincidencia de que este crecimiento más mesurado de diciembre sea indicador de cómo viene este año.

Para Saavedra, seguirá siendo factor lo que pase con la economía del mundo, particularmente si China anda a ritmo más lento. “Si se ralentiza el crecimiento que nos había empujado en este minuto a crecer ahora viene el 2019 más cauto, creciendo, pero a tasas más menos cercanas 1 o 2%, bastante más planas”, advierte el académico de ala U. Mayor.

Más optimista es Lecaros, quien plantea que hay bastante dinamismo. “No sé si llegará a 4%, tal vez a 3,5%, pero igual ya es muy bueno comparado con el 1,3 o 1,5% de los años anteriores”, concluye.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo