Gastos comunes: en qué se gasta más y cómo se podría pagar menos

Controlar costos que pueden ser innecesarios y evaluar la compleja opción de instalar publicidad, son opciomes que podrían aminorar este desembolso mensual.

Por Pablo Contreras Pérez

Este es un ítem que hace sufrir el bolsillo de cada vez más personas, dado el tipo desarrollo inmobiliario que ha tenido la ciudad. Ya no basta con pagar las cuenta de luz o agua, sino que también hay que preocuparse de los temidos gastos comunes.

Según datos del INE, este ítem tuvo un alza en su valor de 4,8% durante 2018. En promedio, en la Región Metropolitana el valor supera los $97 mil, según datos de la plataforma de administración de condominios ComunidadFeliz.cl.

De acuerdo a los datos, en base a información de más de 1.500 comunidades que manejan, “el valor ha crecido más de un 15% en dos años”, indica David Peña, gerente comercial de la firma.

Detalla que son las comunas del sector oriente de la capital las que pagan un mayor valor, siendo encabezado por Vitacura con un promedio de $187.233, mientras que al otro extremo está Quinta Normal con un gasto común promedio de $32.469.

En tanto, Iván Castro, gerente general de Century 21 Andes, corredora de propiedades sostiene que los valores varían según las comunas y tipo de proyecto y detalla que en comunas del sector oriente como Las Condes, Vitacura y norte Colina, los valores en promedio van entre los $1.500 y $1.800 el m2, mientras que “los más económicos se dan en comunas como Estación Central, donde el promedio es de $1.000 el m2”.

“En promedio, una comunidad con piscina tiene un gasto común de $24 mil más caro que una comunidad sin piscina”, afirma Peña

Este desembolso mensual se puede volver más complejo, si se consideran imprevistos que pueden aumentar considerablemente este pago, como la poca o nula mantención de las instalaciones, provocando tener que realizar reparaciones de emergencia. “Hemos visto casos donde comunidades han tenido que cambiar hasta cuatro ascensores al mismo tiempo debido a que no se realizaron las mantenciones y con un precio aproximado de $45 millones por cada ascensor”, afirma Peña.

¿Y en qué se lleva gran parte de los gastos comunes? El gerente de ComunidadFeliz señala que en su caso “la categoría que más influye es la administrativa, un 54% de lo recaudado se destina al pago de remuneraciones del personal”. Aunque al considerar las instalaciones versus lo que está dispuesto a pagar debe considerar que “en promedio, una comunidad con piscina tiene un gasto común de $24 mil más caro que una comunidad sin piscina”, advierte.

Cómo amortiguar estos gastos

Junto con preocuparse de no tener imprevistos, las comunidades tienen algunas opciones para poder amortiguar lo que se paga de gasto común mes a mes.

Peña aconseja:

  • reducir el uso de la calefacción o del aire acondicionado en áreas comunes
  • contar con los seguros justos y necesarios
  • coordinar correctamente la contratación de personal.

Pero hay otra alternativa, aunque es compleja: acudir a avisos publicitarios. “La forma más común en la que una comunidad puede generar ingresos es destinando parte de su infraestructura para que marcas puedan hacer publicidad, donde pueden llegar a pagar hasta $15 millones al mes”, afirma.

Aunque, esto no es fácil de concretar, porque no es llegar y colocar un letrero. Sergio Arcos, gerente general de la asesora inmobiliaria Reistock.com, subraya que “la ley indica que es necesario citar a una asamblea extraordinaria (de propietarios) que cuente con un quórum superior al 80%, y además contar con una aprobación del 75% de los asistentes, por lo que no es sencillo”.

Asimismo, indica que se debe considerar que “muchas comunas tienen restricciones por sectores y la mayoría de los municipios del sector oriente hoy prohíbe los avisos en los techos”.

¿Y quién se fija más en los gastos comunes? Aquí las visiones son contrapuestas, mientras Arcos señala que, “si el cliente busca una propiedad para arrendarla posteriormente, la preocupación de este ítem es menor ya que no habitara el inmueble”, mientras que Castro sostiene que si “la persona vivirá en ese inmueble y ve los beneficios de ellos, están dispuestos pagar un monto mayor”.

9%

de los gastos comunes se usan para costear la electricidad de los espacios comunes, según Reistock

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo