La ONU afirma que Khashoggi fue "víctima de un brutal asesinato perpetrado por funcionarios sauditas"

La experta de la ONU desplazada al país califica la muerte de “brutal y premeditada”

Por Agencias

Una investigación dirigida por las Naciones Unidas sobre el asesinato del periodista saudita Jamal Khashoggi dijo el jueves que las pruebas apuntaban a un crimen brutal "planeado y perpetrado por funcionarios del estado de Arabia Saudita".

Agnes Callamard, relatora especial de la ONU para el resumen extrajudicial o las ejecuciones arbitrarias, dijo que los funcionarios saudíes habían "socavado gravemente" y demorado los esfuerzos de Turquía para investigar la escena del crimen en su consulado de Estambul en octubre.

Al informar sobre una misión de una semana con su equipo de tres expertos a Turquía, dijo que habían tenido acceso a parte del "material de audio escalofriante y espantoso" de la muerte del periodista del Washington Post obtenida por la agencia de inteligencia turca. Tenía "grandes preocupaciones" sobre la imparcialidad de los procedimientos para 11 sauditas que enfrentan un juicio en el reino y había buscado una visita allí.

"Lo que está bastante claro es que se realizó mucha planificación y preparación después de la visita inicial del Sr. Khashoggi al consulado el 28 de septiembre: el establecimiento y viaje de los tres equipos que llevaron a cabo la operación; la presencia de un parecido del Sr. Khashoggi que fue visto saliendo del consulado; la presencia de un médico forense; el escape de los miembros de los equipos y, por supuesto, la eliminación del cuerpo del Sr. Khashogui, cuyo paradero aún se desconoce. Posteriormente, a las autoridades turcas también se les negó deliberadamente el acceso y el examen técnico en profundidad necesario para descubrir, preservar y analizar las pruebas del asesinato", reza el informe.

Al informar sobre el final de una misión de una semana con su equipo de tres expertos en Turquía, dijo que la muerte de Khashoggi era parte de un patrón global "bien evidenciado" de asesinatos de periodistas y otros críticos de los regímenes en todo el mundo.

"Huir al extranjero en busca de seguridad se ha convertido cada vez menos en una forma confiable de protección", dijo Callamard. "La comunidad internacional debe tomar una posición firme y colectiva contra estas prácticas".

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo