Los peluches y el "Kiki Chellenge": La historia entre Cathy Barriga y Contraloría suma un nuevo capítulo

Desde su elección en diciembre de 2016 la alcaldesa de Maipú suma más de una polémica con la entidad fiscalizadora.

Por Felipe Betancour

“Renacín” y “Smapina”. Ese es el nombre de los dos personajes de peluche adquiridos por la Municpalidad de Maipú y que hoy están bajo la lupa de la Contraloría General de la República, institución que dio inició a una auditoría para investigar la millonaria compra.

El tema saltó en septiembre del 2018 y de acuerdo a la orden de compra, los peluches están incluidos en el proceso de captación y retención de matrícula para el 2018 del Fondo de Apoyo a la Educación Municipal de Calidad (Faep).

Ahora, fue el propio jefe de Contraloria, Jorge Bermúdez, quien firmó una resolución para iniciar el proceso de investigación mediante Oficio N° 12.303, para auditar al proceso de aportes provenientes del Ministerio de Educación relacionados con los recursos Faep, para el periodo que comprende entre 1 de enero al 30 de octubre de 2018.

Esta no es el primer episodio en que la alcaldesa de Maipú se cruza con la Contraloría.

En enero de este año, un grupo de vecinos de la comuna llegó hasta el edificio de la institución fiscalizadora para pedir que se pronunciara al respecto de la "compulsiva necesidad de figurar" de Cathy Barriga.

El requerimiento de los vecinos se dio luego de que la Corporación Municipal de la comuna entregara una beca con el nombre de la alcaldesa a estudiantes con puntaje nacional en la PSU.

Al respecto, Contraloría aseguró  que "es el municipio, como institución, quien presta los servicios que se anuncian en cumplimiento de funciones, y no la autoridad en forma independiente, como pudiera entenderse cuando se hace uso reiterado de su nombre".

Otro de los episodio ocurrió en octubre del 2018 cuando la alcaldesa hizo un viral con el "Kiki Challenge", nombre del desafío de bajarse de un auto en movimiento bailando la canción "In my feelings" de Drake.

En aquella ocasión, la Contraloria determinó que se utilizar recursos municipales en una actividad que no tenía relación con su cargo. Es por esto que Barriga fue sancionada un descuento del 10% de su sueldo mensual, el cual asciende a $ 5.398.016 (bruto).

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo