Reclaman sin recibir respuesta: la compleja relación entre consumidores y empresas de conciertos

Datos del Sernac destacan alta negativa de empresas para atender quejas de personas cuando hay problemas con las entradas o falla el artista, pero industria se defiende.

Por Pablo Contreras Pérez

Luis Miguel se presenta este martes en el primero de cuatro conciertos en Santiago y las fanáticas agotaron las entradas en horas. Seguramente, no se les pasa por la cabeza pasar un mal rato como el que vivieron fans que lo fueron a ver en un show en México en diciembre pasado.

Esa presentación terminó con pifias y quejas de las asistentes, acusando que el artista estaba borracho arriba del escenario. Este es uno de los hechos que alertó al Sernac para enviarle, a modo preventivo, un oficio a la productora a cargo del evento en Chile, para saber qué medidas tomaría en caso de que los conciertos agendados no se desarrollaran con normalidad.

“No es función del Sernac conocer el historial de nada”, retrucó Jorge Ramírez, gerente general de la Asociación Gremial de Empresas Productoras de Entretenimiento y Cultura (Agepec), quien agregó que “suponer o presuponer conductas, historiales o leer el futuro no sé si es algo que le corresponde al Sernac”.

El vocero gremial señaló que durante 2018 trabajaron junto a organismo en lo que llamó “guía de alcance jurídico” para regular esta actividad, por lo que consideró estos actos del organismo como “inoportunos y extemporáneos”. “El Sernac tiene que hacer su trabajo todos los días , no el día que viene Luis Miguel, el concierto de Luis Miguel no es distinto a ninguno de los otros 300 que se hacen en el año”, insistió Ramírez.

Aunque cabe señalar que esta industria de los conciertos no tiene un historia muy estelar si de derechos del consumidor se trata. Consultado por este diario, el Sernac señaló que, entre enero y diciembre de 2018, recibió 3.028 reclamos en el mercado de los espectáculos.

Aunque llama la atención que 63,66% de estos tuvo una respuesta negativa o simplemente no hubo una de parte de las empresas a los consumidores. A juicio de Felipe Bravo, profesor de derecho económico de la Universidad Católica, esta industria es compleja.

“Usualmente, un reclamo en contra de la ticketera por cancelaciones en las ventas de entradas tendrá como respuesta que son las productoras quienes se encargan del espectáculo, y a su vez, un reclamo contra la productora tendrá como respuesta que son los artistas quienes ofrecen el espectáculo. De ahí que la búsqueda de responsabilidades sea difusa”, sostiene el abogado.

Ramírez, en tanto, apunta a un problema de “contexto” en estas cifras, al afirmar que “Sernac ha entendido de que sobre 1,7 millones de boletos, el porcentaje de reclamos que hay es ínfimo y, generalmente, son siempre de de una o dos productoras (… )de manera que generalizar es totalmente inconveniente”.

¿Respuesta? Largo y difícil camino

Dada la alta tasa de negativa ante los reclamos, los problemas entre consumidores y las empresas ligadas a los conciertos terminan tomándose el escenario judicial.

Un caso, a estas alturas emblemático, es el del show de Madonna en 2012, quien se presentó con una hora de retraso y haciendo una presentación más breve de la prevista. Recién en septiembre de 2018 la justicia tomó una decisión, cuando el 20º Juzgado Civil de Santiago, acogió la demanda colectiva y determinó que la productora Time For Fun Chile S.A. (T4F), debía indemnizar a los asistentes, aunque el caso ahora está en la Corte de Apelaciones.

Bravo indica que, tal como se observa con lo sucedido con la “reina del pop”, la principal herramienta del Sernac debe ser la búsqueda de acuerdos o los juicios colectivos contra las productoras o ticketeras, pero resalta que “lamentablemente, estos procedimientos son particularmente largos en nuestro país, y luego de varios años, usualmente cuatro o cinco años, es posible tener sentencias en dichos juicios”.

Consultado por si las nuevas herramientas del organismo podrían corregir en algo esta situación, el académico no es optimista. “La nueva ley que fortalece el Sernac entrega facultades fiscalizadoras que, en realidad, no creo que aporten mayor facilidad para solucionar estos problemas”, apunta.

82,23%

del total de reclamos contra de productoras y empresas de venta de entradas o tickets, es decir 2.498, tuvieron como motivo incumplimientos en las condiciones contratadas

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo