Caso Catrillanca: PDI asegura que disparo que mató a comunero "fue directo" y no rebote

Las pruebas refutan a los abogados de funcionarios de carabineros que sostienen que la bala rebotó o se desvió.

Por Fresia Ramírez

En la última audiencia para pedir libertad al ex sargento Raúl Silva, la defensa insistió en que la bala que alcanzó a Camilo Catrillanca fue un rebote. Según esta versión los pertenecientes al Comando Jungla dispararon al tractor y en una de las gomas una bala rebotó hasta llegar a la cabeza del comunero.

Sin embargo y, atendiendo al sentido común, un informe del Laboratorio de Criminalística de la PDI determinó lo contrario. Demostraron que el proyectil lanzado el pasado 14 de noviembre en Ercilla, en la Región de La Araucanía, fue directo a su cabeza.

Según informa el diario "El Mercurio" este miércoles, los análisis especializados confirmaron que el 100 por ciento del encamisado de la bala que mató al comunero mapuche se encontraba en su cráneo.

La situación echa por tierra la tesis del desvío de la bala. Información que ha circulado a modo de rumor o "fake news" por redes sociales durante los últimos meses.

"La masa total del encamisado y fragmentos de encamisado, contenidos en tres frascos, resulta ser de 1,19 gramos". Así postula el informe del Lacrim -"N° 1160"- dirigido al fiscal Roberto Garrido. El experto indicó, basado en el informe, que esto ratifica que "el proyectil ingresó completamente en la cabeza de la víctima".

Tampoco se desvió

Otro peritaje de la PDI mencionado por el matutino -"N° 210"- establece que "es posible indicar que las trazas de color rojo anaranjado encontradas en el resto balístico no tienen correspondencia con las muestras de pintura de color rojo levantadas desde el tractor marca New Holland".

El hallazgo del 100 por ciento del encamisado de la bala se da, sin embargo, en paralelo a la pérdida de la masa del núcleo. Según Garrido, esto se debe a que "se divide en partes muy pequeñas, y lo que falta del proyectil total se podría haber perdido a través de la herida que la víctima presentaba, que era de grandes magnitudes".

No obstante, para el abogado Javier Jara, defensor del ex sargento Raul Ávila, la pérdida de parte del núcleo -del que se recuperó el 80 por ciento- da cuenta de que sí hubo un desvío. Indica además que la autopsia arrojó la presencia de trozos de metal en el cuero cabelludo de Catrillanca.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo