Amenaza tóxica: nieve verde cae sobre pueblo en Rusia y desata pánico entre la población

El fenómeno se suma a la nieve negra caída la semana pasada en la región minera de Kemerovo.

Por Nathaly Lepe

Primero fue la amenaza de la nieve negra en la Cuenca de Kuznetsk, la que hizo ver a la ciudad de Kuzbass como el escenario de una película sobre el apocalipsis. Ahora la afectada fue la ciudad de Pervouralsk, que resultó cubierta por una extraña nieve de color verde, desatando la alerta de ambientalistas. 

Los habitantes de la localidad vieron con horror como su ciudad se cubría de este extraño material, una nueve de color verde ácido, producto del derrame de los contenido de una fábrica de cromo.

Los episodios de contaminación ha desatado una serie de protestas en Rusia, contra las políticas ambientales del gobierno de Vladimir Putin.

Esta no es la primera vez que los rusos se levantan contra este tema. El 2018, varios grupos ambientalistas salieron a las calles a repudiar la idea del gobierno de enviar toda la basura de Moscú hacia las localidades más pobres y alejadas de la capital.

Tras la medida, cientos de niños sufrieron infecciones y enfermedades por envenenamiento con materiales tóxicos, generando una alerta sanitaria sin control.

Humos tóxicos

El manejo de desperdicios es un gran problema para Rusia, considerando que en Moscú habitan 13 millones de personas.

A raíz de esta política, los habitantes de las localidades elegidas como vertederos, debieron sufrir las consecuencias con dolores de cabeza, nauseas y el fin de la tranquilidad por la masiva llegada de camiones cargados con desperdicios.

La molestia por la decisión de Putin incluso le valió una caída en su aprobación, la que en los últimos meses -según reproduce el portal inglés Daily Mail– ha caído más de 30%.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo