Caso Avilés: declaran culpable a Manuel Noya, ex carabinero que manejaba el chorro del carro lanzaaguas

Respecto de la sanción podría variar entre pena sustitutiva o cinco años de cárcel.

Por Fresia Ramírez

En la Cuenta Pública del 21 de mayo del 2015, las movilizaciones se alzaron. Junto a ellas una justificación circunstancial: un compañero había sido herido de gravedad por el choro de un lanzagua. Se trataba de Rodrigo Avilés, militante de la Unión Nacional de Estudiantes (UNE), que mientras marchaba fue abatido por el chorro, lo que hizo que se golpeara fuertemente la cabeza. Quedó con un TEC cerrado y graves heridas, que lo dejaron en un estado de salud grave por varios meses.

El Ministerio Público presentó a un único culpable: Manuel Noya, sargento segundo de Carabineros en ese entonces. El ex uniformado se desempeñaba esa mañana como pitonero derecho del carro lanzaagua. Ahí a 4,7 metros en la la vereda sur de la avenida Pedro Montt disparó el chorro junto a él.

Condena por Rodrigo Avilés

Conforme a la valoración y pruebas, consistentes en las declaraciones de Avilés y los testigos, pruebas periciales, documentales y fotográfica, la Fiscalía confirmó que tendrá un veredicto condenatorio. Asíd escartó la inocencia de Noya porque “incurrió en un proceder imprudente”.

Pero a la vez, de decidió que “no se reúnen los requisitos” para condenarlo bajo cuasi delito de homicidio frustrado, sino que bajo delito o cuasi delito de lesiones graves.

El Ministerio Público solicita una pena de 4 años para Noya, debido a la “irreprochable conducta anterior”. En cuanto a la solicitud del Instituto de Derechos Humanos, también parte querellante, considera prudente tomar e cuenta un dato clave. Esta es que Rodrigo Avilés casi murió con el chorro. Por lo mismo solicitan presidio menor en su grado máximo, es decir, 5 años de cárcel.

Para la defensa de la familia, la pena debería ser de 5 años, considerando los daños y reconstrucción. También señaló el comienzo del juicio, donde la defensa de Noya habló de la culpa de Avilés sin poder probarlo jamás.

La defensa de Noya, por otro lado, solicita la aplicación de 60 días de presidio menor en su grado mínimo, o una pena sustitutiva.

El lunes 11 de marzo será la lectura de sentencia definitiva a las 11:15.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo