Crisis en Venezuela: EEUU revocará 77 visas a venezolanos leales a la dictadura de Maduro

Vendrán más sanciones para el Gobierno de Maduro. No solo a individuos sino a instituciones

Por Agencias

El vicepresidente Mike Pence dijo el miércoles que Estados Unidos revocará 77 visas de funcionarios leales al presidente Nicolás Maduro y sus familias.

Pence hizo el anuncio una semana después de que el Departamento de Estado informara que había revocado 49 visas, dejando a sus titulares susceptibles de deportación si se encuentran en territorio estadounidense.

“Ha llegado el momento para liberar a Venezuela de Cuba”, dijo Pence durante un discurso que pronunció durante un evento de Latino Coalition, una organización conservadora de empresarios hispanos.

Más temprano, la Alta Comisionada de Derechos Humanos de la ONU, Michelle Bachelet, señaló que "la situación en Venezuela ilustra claramente la manera en que la violación de los derechos civiles y políticos, incluyendo la falta de respeto a las libertades fundamentales y a la independencia de instituciones claves, puede acentuar el declive de los derechos económicos y sociales".

Sin embargo, agregó que "la situación ha sido exacerbada por las sanciones" internacionales, impuestas por otros países como medida de presión contra el chavismo.

Por su parte, el encargado de los asuntos de Estados Unidos para Venezuela, Elliot Abrams, indicó ayer que su gobierno tiene preparado un conjunto de medidas para aumentar la presión contra el régimen de Maduro.

“Tenemos muchos pasos que podemos tomar que afectará el sistema financiero de los miembros del régimen. Son pasos alineados que hemos tomado en el pasado, pero más fuertes. Las hemos discutido y estamos listos si necesitamos usarlos” expresó Elliot Abrams.

¿La venganza de Maduro?

El gobierno venezolano dispuso el miércoles la expulsión del embajador de Alemania en Caracas y le dio 48 horas para abandonar el país.

La cancillería venezolana indicó en un comunicado que decidió declarar persona no grata al diplomático Daniel Kriener por sus “recurrentes actos de injerencia en los asuntos internos” al mostrar su clara "alineación con la agenda de conspiración de sectores extremistas de la oposición”.

La orden se produjo dos días después de que Kriener acudiera junto con otros colegas al aeropuerto internacional Simón Bolívar para presenciar la llegada al país del líder opositor y jefe de la Asamblea Nacional, Juan Guaidó, tras una gira de más de una semana que realizó por Sudamérica.

Además, el canal Local 10, de Miami (EEUU), acusa la desaparición de Cody Weddle, un periodista colaborador que trabaja desde Venezuela, durante lo que sería una redada de las autoridades venezolanas en su vivienda en Caracas.

Desde Estados Unidos, exactamente desde el Departamento de Estado, exigieron la liberación inmediata del periodista estadounidense.

Guaidó

El retorno de Guaidó generó gran expectativa debido a que existían amenazas de que fuera sancionado o detenido tras incumplir una orden del Tribunal Supremo de Justicia le que prohibió la salida del país y congeló sus cuentas bancarias y activos mientras enfrenta un proceso que le abrió a finales de enero la Fiscalía General por unos hechos violentos que hasta la fecha no han sido precisados.

El presidente del Congreso desestimó el martes el proceso judicial que enfrenta y dijo en conferencia de prensa que de ser detenido eso podría acelerar la salida de Maduro.

Al ser preguntado sobre el silencio que ha mantenido el gobierno tras su regreso al país, el dirigente respondió que las autoridades no han emitido comentarios porque "están tan hundidos en contradicciones".

Maduro le restó el martes importancia a las acciones de la oposición, y llamó a los seguidores del gobierno y la fuerza armada a no caer en las “provocaciones” y a unirse para enfrentar a una “minoría alocada”.

“Ni le paremos… los vamos a derrotar”, agregó.

El mandatario aprovechó los actos de conmemoración del sexto aniversario de la muerte de Hugo Chávez para llamar a los oficialistas a “marchas antiimperialista” el sábado en todo el país, acciones que coincidirán con las movilizaciones que convocó la oposición para escalar las presiones contra el gobierno.

El presidente de la encuestadora local Datanálisis, Luis Vicente León, atribuyó la decisión del gobierno de no detener al Guaidó a la "presión", especialmente externa, que se dio en defensa del opositor, y dijo en su cuenta de Twitter que esa acción podría indicar el "inicio de una negociación, local e internacional".

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo