Girardi por Fonasa Plus: “Nos negaremos rotundamente a esta propuesta”

El médico y senador PPD cree que la idea de subir en forma voluntaria las cotizaciones de 7 a 8% en el Fondo Nacional de Salud (Fonasa), sólo persigue beneficios económicos para las empresas de salud privada.

Por Mauro Vidal

La idea causó polémica desde el primer momento en que el Ministerio de Salud dio a conocer la propuesta legislativa que será enviada al Congreso en las próximas semanas y con la que pretende modernizar el modelo del actual Fondo Nacional de Salud (Fonasa).

Entre otros puntos, se busca que Fonasa pueda negociar precios de medicamentos con farmacias y gestionar la atención oportuna de los pacientes. Pero el foco de la polémica se centró en la posibilidad de elevar la cotización de salud de los afiliados, de un 7 a un 8%, lo que supuestamente generaría notables mejoras en la cobertura al tiempo de entregar mayores convenios.

Uno de los principales detractores de la iniciativa legal es el senador PPD Guido Girardi, quien manifestó que "como oposición nos negaremos rotundamente a esta propuesta”.

El presidente de la Comisión de Salud del Senado agregó que “el problema nos es el denominado Fonasa Plus, eso es para distraer la atención. El problema real es que al sistema público de salud le faltan especialistas, la atención primaria está totalmente destruida, no tiene capacidad resolutiva y por lo tanto la propuesta no resuelve ninguno de los problemas del 80% de los chilenos de menores recursos que están en el Fondo Nacional de Salud. Incluso esto lo planteó el ex ministro de Salud Jaime Mañalich”.

El senador por la circunscripción electoral N.º 7 (Santiago Poniente.) recuerda que este segmento es el que presenta más riesgos de salud, siendo un factor discriminatorio: “La posibilidad de hacer una hipertensión para una persona de escasos recursos es un 380% más alto que una persona con buena situación económica, lo mismo que un cuadro de diabetes, que es de 320% más recurrente, y el riesgo de un infarto es 120% más que de alguien con altos ingresos. Entonces la propuesta de aumentar la cotización de un 7 a un 8% simplemente no calza con las necesidades de la población más vulnerable. Además que el modelo le traspasa a las personas la responsabilidad de mejorar su condición, transformándose en lo más inequitativo del mundo. La salud se financia por impuestos generales más las cotizaciones previsionales. Pero ahora la gente tendría que sacar de su bolsillo para que el Estado no ponga más plata. ¡Es totalmente ilógico! Y además está el tema de ser una opción voluntaria. Es decir que sólo aquellos con mejor situación económica podrán subir ese punto porcentual para mejorar su acceso a la salud, y el resto será discriminado”.

Girardi acuña el término “isaprización de Fonasa” para graficar esta nueva realidad que pretende alcanzar la propuesta del Ejecutivo. “Nosotros deberíamos ir en el sentido contrario, queremos un reforma que vaya justamente para el otro lado de don van las isapres. Ya no sólo discriminan por sexo y por edad, ahora también por recursos económicos. Esto lo único que hace es favorecer a las clínicas en desmedro del sistema público, porque si Fonasa aumenta la compra a los privados y las clínicas cobran mucho más caro por la misma prestación, para hacer esa prestación se van a llevar a los pocos especialistas que van quedando en el sistema público, debilitando aún más un sistema que ya está crítico”, sostiene el legislador, agregando que “para el Gobierno la Salud es un negocio, y para nosotros como bloque opositor es un derecho”.

El senador PPD cree que la clave está en realizar cambios profundos al sistema, a través de una reforma profunda en Salud que vuelva a poner como prioridad de eje la prevención.

“Los chilenos nos estamos muriendo hace años de accidente vascular, diabetes, hipertensión y así, pero los índices demuestran que la prevención es clave para modificar las tendencias. Se puede evitar el 70% de los infartos, el 70% de los accidentes cardiovasculares al cerebro, el 70% de los casos de hipertensión, a través de la educación. Luego debe intervenirse y potenciar la atención primaria, que debiera contar con siquiatras, cirujanos, oftalmólogos y otorrinos para resolver las atenciones que son derivadas a la salud privada. Por ello, repito que como bloque opositor nos negaremos rotundamente a esta propuesta”, finalizó Girardi.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo