Con aguas negras Venezuela retoma las actividades laborales

Mientras en Carabobo reportaban el mal estado del líquido vital, en otras zonas alertaban que aún continuaban las fallas eléctricas

Por Agencias

Con largas filas en las paradas del transporte público, aglomeraciones en las agencias bancarias y gran afluencia de vehículos en calles y autopistas, los venezolanos retornaron ayer a sus actividades tras cuatro días de paralización como consecuencia del mayor apagón en la historia del país.

El gobierno decidió el miércoles retomar las actividades públicas y privadas tras anunciar que se había recuperado el “100% del sistema de energía eléctrica” y el 80% del servicio de agua en Venezuela, indicó el ministro de Comunicación, Jorge Rodríguez.

Sin embargo, la calidad del agua dejaba bastante que desear, ya que volvió tan negra como el petroleo e inclusive, con olor a podrido, según reportan habitantes del estado Carabobo.

Por otro lado, en al menos cinco grandes barriadas del este y sureste de Caracas y en los estados Zulia, Vargas, Barinas, Carabobo, Mérida y Táchira, usuarios reportaron ayer fallas eléctricas en los medios locales y las redes sociales.

Algunos dirigentes empresariales han advertido que el apagón generará pérdidas millonarias que afectarán el ya precario aparato productivo venezolano -en recesión desde hace cuatro años- y agravarán la escasez de alimentos, medicinas y otros bienes básicos y la hiperinflación que azota a Venezuela.

EEUU aumenta la presión

Mientras el régimen de Nicolás Maduro atribuyó la explosión del miércoles  de tres tanques de almacenamiento de Petróleos de Venezuela (Pdvsa) al senador  estadounidense Marco Rubio y el prologando apagón a un “ciberataque”  Estados Unidos, el gobierno de Trump decidió imponer nuevas sanciones.

El país norteamericano revocó las  visas de otros 340 allegados a Nicolás Maduro e informó que este jueves todos los diplomáticos estadounidenses que estaban todavía en el país petrolero ya lo abandonaron.

“Seguimos firmes en nuestro apoyo al pueblo venezolano y a Juan Guaidó, esperamos volver a una Venezuela libre y democrática”, escribió el secretario de Estado, Mike Pompeo, a través de Twitter.

Además, la comisión de Relaciones Exteriores de la Cámara Baja del Congreso estadounidense adoptó ayer, con apoyo bipartidista, tres proyectos de ley que buscan aumentar la presión sobre Maduro.

Una iniciativa agrega restricciones a la exportación de gas lacrimógeno y equipos antidisturbios. Otra ordena al gobierno de Donald Trump aportar 150 millones de dólares en ayuda humanitaria y la tercera encarga al Departamento de Estado y a los organismos de inteligencia una evaluación de la amenaza que representa la cooperación rusa con Venezuela.

Se espera que las tres iniciativas de ley sean sometidas a voto en el pleno de la Cámara Baja, aunque no hay fecha prevista para eso. 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo