CGE se distancia de los medidores inteligentes: "La mayor solución es reestudiar su puesta en marcha"

Mediante un comunicado, la compañía con 2,8 millones de usuarios en Chile se distanció de las posturas del gobierno y Enel.

Por Gabriel Arce

Desde que estalló la polémica de los medidores inteligentes, tanto la ciudadanía como el Ministerio de Energía y las empresas eléctricas siguen sin encontrar un punto de encuentro.

Esta vez fue CGE, otra de las compañías grandes en Chile, y que se distanció de las posturas de Enel y el gobierno. Mediante un comunicado, la empresa aseguró que la compra a los propietarios de su medidor antiguo, principal medida de la cartera de Energía para suavizar el costo a los usuarios que implica el nuevo medidor inteligente en sus hogares, no implicaría más que una solución parche.

Eso, dice CGE, porque están "convencidos de que la mejor solución es reestudiar la puesta en marcha y el despliegue de esta tecnología mientras no exista el convencimiento generalizado de sus beneficios".

Sobre eso, agregan, se debe hacer hincapié en "la importancia de reforzar la calidad de servicio y los indicadores de continuidad de suministro eléctrico mediante las inversiones en curso para un mayor robustecimiento y automatización en la red eléctrica".

Hasta el momento, Enel ha instalado cerca de 300 mil medidores inteligentes en su plan piloto, instalaciones que se concretaron incluso antes de zanjarse el anexo técnico de su funcionamiento desde el Ministerio de Energía y el Consejo Nacional de Energía (CNE).

CGE, por su parte, posee 2,8 millones de clientes entre Arica y La Araucanía y no han instalado ningún medidor inteligente a la fecha.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo