Bolsonaro en Chile: ¿Se justifica el desaire de la oposición?

"Es desatinado que se resten a mantener relaciones con el pueblo de Brasil.Es una ofensa”,expresó Francisco Undurraga de Evópoli

Por Publimetro

Desde su elección en octubre del año pasado en segunda vuelta después de imponerse sobre el que fuera el candidato de la izquierda, Fernando Haddad (PT), y el comienzo de su mandato en enero, Jair Bolsonaro ha generado todo tipo de tensiones en nuestra clase política.

Luego de su visita a la Casa Blanca donde compartió amenamente con el presidente Donald Trump, el mandatario brasileño llega a Chile en un ambiente hostil para formar parte de la primera cumbre Prosur, iniciativa que  busca reemplazar a Unasur y que lideran Sebastián Piñera y su par colombiano,Iván Duque,junto a otros miembros de la región.

En ese contexto,desde La Moneda ofrecerán un almuerzo oficial el sábado con motivo de la celebración del cumpleaños 64 del líder ultraderechista. Al evento, se extendieron cerca de 90 invitaciones y como era de esperarse recibió el rechazo por parte de la oposición aludiendo, entre otras razones, “convicciones políticas”, “peligro para la democracia regional” e incluso se llegó a comparar al mandatario con Hitler por la diputada comunista Carmen Hertz.

El ministro de Relaciones Exteriores,Roberto Ampuero, reaccionó molesto ante la situación general de rechazo, expresando que “no se trata de darse gustitos personales ,de lo que se trata es de preservar ,e impulsar y profundizar las buenas relaciones que tenemos especialmente con países que son muy cercanos al nuestro”.

El tema está lejos de ser nuevo, y ejemplos existen al por mayor en Chile y el mundo de ambientes políticos y sociales enfrentados ante este tipo de situaciones.Uno de aquellos, fue el que rememoró el abogado Gabriel Alemparte en un video publicado en Twitter sobre la visita del entonces canciller alemán Helmut Kohl en 1991 y su opinión sobre la violaciones a los derechos humanos durante la dictadura de Augusto Pinochet.

En aquella ocasión, congresistas de derecha protestaron y se retiraron indignados del Parlamento.“(…)Fue gracias al gobierno de las Fuerzas Armadas que en Chile evitamos vivir en un dictadura comunista  y tenemos la posibilidad de vivir en democracia y libertad”, manifestó en aquella ocasión el actual ministro de Interior y Seguridad Pública Andrés Chadwick.

Política exterior

Para el doctor en ciencias políticas y docente de la Universidad Diego Portales, Claudio Fuentes, si bien Brasil es un país muy relevante para la política exterior chilena “el modo en que se gestionó esta invitación y el contexto, por la reunión de los sectores de la derecha latinoamericana, le da una carga ideológica que la hace muy inconveniente”.

“La política exterior chilena hasta hace poco fue bastante pragmática.En la primera administración de Piñera el pragmatismo marcó la política en  relaciones exteriores. Creo que la visita de Jair Bolsonaro hubiese sido más convincente si se hubiese enmarcado más hacia lo económico que en el acercamiento político de las derechas. Estas cosas contaminan la conversación con la oposición sobre la política exterior”,agregó el especialista.

En esa misma línea, el cientista político y columnista Patricio Navia, quien suele generar debate por sus opiniones polémicas,escribió vía Twitter que si bien hay que respetar las decisiones de otros países,como es el caso del pueblo brasileño,el gobierno actual comete un error grave.

“Piñera equivoca camino al aparecer tan cerca de Bolsonaro.Lo de Bolsonaro va a terminar mal.Pero es el presidente democráticamente electo de Brasil.Igual que cuando creemos que un amigo se casa mal,hay que respetar su decisión , aunque tengamos mal presentimiento”,finalizó.

Desde la vereda oficialista ,el diputado de Evópoli Francisco Undurraga, manifestó su rechazó a la actitud de la oposición. “Está perdiendo el norte,sobre todos aquellos que fueron designados presidentes de ambas ramas del Congreso Nacional.Esta es una visita oficial, no se le hace un homenaje  a una persona sino que se recibe al presidente de Brasil electo en forma democrática”,apuntó.

Finalmente, para el congresista no hay ningún tipo de cuestionamiento legal en materia de Derechos Humanos. “Uno puede tener legítimas diferencias sobre el pensamiento del presidente Bolsonaro.Me incluyo.Pero no hay que perderse, es una visita oficial y será recibido por Piñera, también electo democráticamente.Creo honestamente desatinado que las más altas autoridades se resten a mantener relaciones con el pueblo de Brasil.Es una ofensa”,finalizó

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo