¿Qué se acordó en la primera cita del Prosur? Estos son los seis puntos del texto que Bolivia, Uruguay y Surinam se negaron a firmar

Son seis los puntos que firmaron esta tarde ocho países de la región en el que se expone la hoja de ruta a seguir para la formación integra de Prosur.

Por Publimetro

Pasadas las 14:30 horas los mandatarios del cono sur reunidos en el Palacio de La Monda firmaron la Declaración de Santiago, dando así inicio a Prosur, que fue calificada por el Presidente Sebastian Piñera como una "instancia integradora y de compromiso por la democracia y derechos humanos".

El Mandatario chileno agradeció la presencia de los jefes de Estado que firmaron la primera declaración de Prosur, manifestando que la región necesita de una renovación integradora, donde exista compromiso real con la democracia, la libertad y los derechos humanos.

Sin embargo, hay tres países que asistieron como observadores a la cita regional y no suscribieron al primer texto emanado de la reunión: Uruguay, Bolivia y Surinam.

En el texto de declaración, los mandatarios hicieron hincapié en el fortalecimiento institucional en la región, el debe ser flexible y eficiente.

Asimismo, puntualizaron que para ser parte del Foro para el Progreso de América del Sur (Prosur), los los países deben tener plena democracia.

"Que los requisitos esenciales para participar en este espacio serán la plena vigencia de la democracia, de los respectivos órdenes constitucionales, el respeto del principio de separación de los Poderes del Estado, y la promoción, protección, respeto y garantía de los derechos humanos y las libertades fundamentales, así como la soberanía e integridad territorial de los Estados, con respeto al derecho internacional", indica el texto.

¿Qué puntos quedaron firmados en la declaración?

Los seis puntos que componen el texto de la Declaración de Santiago son, principalmente, lineamientos de la primera etapa de construcción de este espacio de diálogo entre naciones.

Por ejemplo. en el segundo punto habla sobre "nuestro reconocimiento a la propuesta de crear un espacio de diálogo y colaboración sudamericana, el Foro para el Progreso de América del Sur (Prosur), e instruimos a los Ministros de Relaciones Exteriores a profundizar el diálogo de conformidad con los términos de esta Declaración".

El punto 3 del texto apunta a la gradualidad de la implementación del Prosur. "Este espacio deberá ser implementado gradualmente, tener una estructura flexible, liviana, no costosa, con reglas de funcionamiento claras y con un mecanismo ágil de toma de decisiones que permita avanzar a Sudamérica en entendimientos y programas concretos de integración en función de los intereses comunes de los Estados y de acuerdo a sus propias realidades nacionales

La declaración también ratifica la integración como un puente hacia el fortalecimiento del multilateralismo y la plena vigencia del derecho internacional, "herramientas fundamentales para insertarnos de forma eficiente en la cuarta revolución industrial y la sociedad del conocimiento y la información", dice parte del documento.

También, la Declaración de Santiago consigna la historia común de los países que integran Prosur y la necesidad de profundizar el desarrollo sostenible, erradicación de la pobreza y fortalecer la capacidad de emprendimiento e innovación, entre otros aspectos.

"Reconocemos los aportes de procesos anteriores de integración sudamericana, así como la necesidad de preservar su acervo, en el marco de un nuevo espacio de integración más eficiente, pragmático y de estructura simple que permita afianzar sus logros y evolucionar sin duplicación de esfuerzos, hacia una región más integrada", dice uno de los puntos de la declaración.

Que los requisitos esenciales para participar en este espacio serán la plena vigencia de la democracia, de los respectivos órdenes constitucionales, el respeto del principio de separación de los Poderes del Estado, y la promoción, protección, respeto y garantía de los derechos humanos y las libertades fundamentales, así como la soberanía e integridad territorial de los Estados, con respeto al derecho internacional.

Finalmente, se acordó que Chile sostendrá la presidencia Pro Tempore de este proceso durante los próximos 12 meses, y luego será entregada a la República de Paraguay.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo