Chao al Porsche: confiscan inmuebles y autos de lujo a Fuente - Alba y aún así falta plata

Corre la hipótesis de que el general (r) se deshizo del resto de sus bienes.

Por Fresia Ramírez

Los inmuebles a nombre de Juan Miguel Fuente – Alba fueron confiscados. La ministra a cargo de ello fue Romy Rutherford y el motivo la presunta malversación de $3.500 millones como jefe del Ejército.

Este fin de semana, el ex comandante en jefe del Ejército cumplirá cinco semanas en prisión en el Regimiento de Policía Militar, en Peñalolén. Ahí está desde el 14 de febrero la ministra Rutherford ordenó su prisión preventiva. La Corte Marcial también colaboró y ratificó que Fuente – Alba es “un peligro para la seguridad de la sociedad”.

El ex jefe del Ejército fue procesado y hoy vive sus días más complejos. No solo fue encausado por la presunta malversación de $3.500 millones, sino que también le embargaron sus bienes y ha sido interrogada su esposa, Anita Pinochet.

Departamentos y una parcela de Fuente – Alba

La lista de pertenencias confiscadas a Fuente-Alba, según informa el diario La Tercera, es amplia. Se encuentran tres departamentos, con sus respectivos estacionamientos y bodegas. Dos están ubicados en la comuna de Las Condes, uno en calle Los Militares y el otro en Cerro Colorado.

El tercer inmueble está en la Región de Coquimbo, en el complejo turístico Puerto Velero.

Rutherford también embargó una parcela del ex jefe castrense, ubicada en el condominio Brisas de Chicureo, en la Región Metropolitana. Esta última era su residencia antes de que se ordenara su detención.

Al general (r) no solo se le requisaron inmuebles. También un vehículo de marca Porsche, modelo Station Wagon fue retirado de sus posesiones.

Falta plata del fraude

Según explicó el abogado de Fuente-Alba, Maximiliano Murath, el avalúo de los bienes "alcanzan los $1.200 millones. Lo que demuestra que eso es lo que tiene mi representado, no hay más que esto. Es por eso que, lo que se ha expuesto sobre otras propiedades y vehículos, no es tal".

No obstante, otras fuentes del caso mantienen otra hipótesis. Esto ya que el embargo dictado por la ministra Rutherford buscaba retener una cifra cercana a lo que habría malversado el general (r). Las sospechas, en ese sentido, apuntarían a que Fuente-Alba se deshizo del resto de sus bienes. Pudo ser a través de la venta de vehículos y el traspaso a terceros, entre ellos sus hijos.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo