Inminente renuncia de la primera ministra Theresa May ante caos por el Brexit

"Estoy preparado para dejar este trabajo antes de lo que pretendía", señaló la mandataria

Por Francisca Herrera

La primera ministra británica Theresa May declaró ayer por primera vez que estaba dispuesta a dejar el cargo “antes de lo que pretendía” a fin de lograr que el Parlamento aprobara el acuerdo sobre la salida británica de la Unión Europea.

“He escuchado muy claramente el estado de ánimo del parlamento. Sé que hay un deseo de un nuevo enfoque, y un nuevo liderazgo, en la segunda fase de las negociaciones de Brexit y no me interpondré en ese camino ”, señaló May a los parlamentarios, según recoge The Guardian.

De la misma manera aseguró que sabe “que algunas personas están preocupadas de que si vota por el acuerdo de retiro, lo tomaré como un mandato para apresurarme a la fase dos sin el debate que necesitamos tener. No lo haré. Yo escucho lo que estás diciendo. Pero necesitamos conseguir el acuerdo y entregar Brexit”.

“Estoy preparada para dejar este trabajo antes de lo que pretendía para hacer lo correcto para nuestro país y nuestro partido”, sentenció.

La espectacular concesión de May fue un intento desesperado de persuadir a la suficiente cantidad de colegas renuentes a que aprueben su acuerdo de divorcio de la UE, mismo que ya fue rechazado en dos ocasiones y que debe ser votado antes del fin de esta semana. Pero al parecer, podría no ser suficiente, luego que un crucial partido de Irlanda del Norte indicó que no respaldaría el pacto, que se votará este viernes.

La premier ha enfrentado una creciente presión para renunciar de parte de los miembros a favor del Brexit dentro de su propio partido. Simpatizantes de la separación británica la acusan de negociar un mal acuerdo de divorcio que deja al Reino Unido demasiado vinculado al bloque después de la partida.

Varios miembros han dicho que respaldarían un acuerdo de divorcio si es que un nuevo líder asume el control de la siguiente etapa de negociaciones, que determinará las futuras relaciones británicas con la UE.

El legislador Jacob Rees-Mogg, quien está en contra de la Unión Europea y que ha tenido enfrentamientos con May durante todo el proceso, señaló que la premier fue “muy clara” de que si Gran Bretaña se separa de la UE tal como está previsto el 22 de mayo, ella renunciará poco después.

No está claro si la oferta de May para renunciar a su cargo sería suficiente para obtener el respaldo necesario para su acuerdo, que fue derrotado por 230 votos en enero y por 140 a inicios de este mes.

Rechazadas

Además, ayer el parlamento británico rechazó las ocho mociones para el proceso de “divorcio”, que incluían incluido un nuevo referéndum, una unión aduanera y una salida sin acuerdo.

La semana pasada, Bruselas había concedido a Londres una demora sobre la fecha prevista inicialmente, el 29 de marzo, agregando que si el Parlamento británico respalda el acuerdo de divorcio propuesto, el proceso podrá consumarse el 22 de mayo. Si esto no ocurre, el gobierno de May tiene hasta el 12 de abril para decirle a los otros 27 socios qué planea hacer: salir sin acuerdo, cancelar el Brexit o proponer una vía radicalmente nueva.

Casi tres años después de que los británicos votasen a favor de dejar la UE, la fecha y los términos para ello siguen en el aire.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo