Se elimina precio de los neumáticos y lubricantes, pero toma importancia el IPC: cambió la ecuación para calcular tarifa del Transantiago

La inflación será el elemento más importante para calcular el precio del boleto, seguido por el precio del diesel y la mano de obra. Además, se recalculará de forma trimestral, y no mensual.

Por Gabriel Arce

El precio de los tomates, las papas y el pan ahora serán mucho más importantes a la hora de que el precio del boleto en el Transantiago suba de precio o no.

En el Diario Oficial, se publicó este jueves el decreto que establece la metodología para determinar mensualmente el ajuste de tarifas para el sistema de transporte público de Santiago. Dentro de las principales novedades, está que la canasta del IPC tomará aún más importancia, mientras otros elementos más específicos como el precio de los neumáticos y lubricantes, quedarán atrás.

La nueva ecuación da cuenta de que la papa, el tomate, la palta  y la inflación en general, serán mucho más decisivos a la hora de que el boleto del Transantiago suba. Según la ecuación nueva para la tarifa, el IPC tiene un peso del 48%. Lo sigue el precio del diesel (18%), la mano de obra (15%), el precio del dólar (13%) y la energía eléctrica (2%).

Además, la mesa técnica que definía el precio de las tarifas ya no deberá reunirse cada 30 días, puesto que el nuevo decreto fija que las modificaciones serán trimestrales.

La nueva ecuación corre para los valores correspondientes a los buses, Metro y el tren Alameda-Nos. El indexador, como se conoce, fue modificado por el Ministerio de Transportes. Cabe recordar que en 2018 la tarifa aumentó cerca de un 10%, creciendo el boleto $60 en 12 meses. Eso, mientras el IPC se fijó en 3%.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo