Abusos en la Catedral: Tito Rivera fue formalizado y quedó con arresto domiciliario y arraigo nacional

El sacerdote, acusado de violaciones dentro de la Catedral, se le imputó el cargo de abuso sexual, y no violación.

Por Gabriel Arce

El cura Tito Rivera, acusado de abusos en la Catedral de Santiago, recibió hoy las cautelares tras concurrir a su audiencia de formalización.

El juez del 13° Juzgado de Garantía de Santiago fijó un plazo de 5 meses de investigación para esclarecer su participación en los cargos que se le imputan, a la vez que se decretó arresto domiciliario nocturno y arraigo nacional en su contra.

Eso sí, lo mas llamativo fue que se le imputó por abuso sexual y no violación. ¿Por qué? el fiscal Sergio Moya señaló que "esos son los antecedentes que tenemos acumulados a día de hoy, las pericias que se han practicado y el Ministerio Público, en cumplimiento del principio de objetividad, formaliza por los antecedentes que podemos respaldar".

El sacerdote saltó a la palestra tras ser acusado por, Daniel Rojas, de 43 años, quien dijo haber sido drogado y posteriormente violado en uno de los dormitorios de la Catedral de Santiago hace cuatro años. Sobre eso, Rivera señaló que era un "montaje", y que la víctima "parecía disfrutar de las fantasías sexuales que relataba".

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo