¿Tiene algún impacto "La Hora del Planeta"?

Conversamos con Jorge Leal, country manager de PV Power by Solek Group. Según el especialista, es una campaña principalmente simbólica.

Por Consuelo Rehbein

"La Hora del Planeta" es una campaña internacional impulsada por WWF que busca motivar a las personas a ahorrar energía para proteger al planeta de las consecuencias del calentamiento global. Por una hora, WWF llama a apagar las luces.

La campaña será hoy entre las 20:30 y las 21:30. La campaña es bastante popular, y busca que las personas sean conscientes del impacto del gasto energético. Pero ¿Qué tan útil es ahorrar luz por una hora? ¿Qué otras medidas podrían aplicarse? Conversamos con Jorge Leal, country manager de PV Power by Solek Group para profundizar en la materia

¿"La Hora del Planeta" tiene algún impacto real?

paneles Los paneles solares sirven para la generación de energías limpias. / Gentileza

El impacto es más bien simbólico. Se trata de una hora que ocurre un día al año, y por el horario en que esta iniciativa se ha estado realizando en las distintas partes del mundo –aproximadamente a las 20:00 o 20:30 horas locales- apunta más al peak de consumo residencial y no tanto al industrial, cuya demanda energética es considerable.

En definitiva, "La Hora del Planeta" ofrece un ahorro extremadamente marginal. Pero su aporte desde lo emotivo es tremendamente importante, ya que ha ayudado a poner en el tapete un tema clave para nuestra generación y las que vendrán, logrando concientizar respecto del uso eficiente de la energía.

Afortunadamente en Chile y de forma complementaria a lo que pueda lograr esta concientización hacia el consumo, un importante aporte viene desde las mismas fuentes de generación, ya que actualmente el 20% de la matriz energética proviene de Energías Renovables No Convencionales, y la fotovoltaica por sí sola alcanza el 10%. Esto supone un alentador futuro para la energía en nuestro país.

¿Qué medidas prácticas se podrían aplicar en la vida cotidiana para ahorrar energía?

Las medidas son múltiples. En el plano residencial la recomendación más básica es establecer una disciplina de consumo responsable y a la medida de las verdaderas necesidades, adquirir dispositivos tecnológicos de consumo eficiente, y por supuesto, la posibilidad de convertir al hogar en autosustentable, mediante la adopción de paneles solares u otros sistemas.

Si seguimos avanzando, en un futuro no muy lejano cada hogar podría libremente escoger la alternancia entre su fuente de autogeneración o la red distribución, dependiendo de su necesidad particular.

¿Qué le falta a Chile para convertirse en potencia de energías renovables? (considerando nuestra riqueza natural eólica, solar y mareomotriz)

En los últimos años la industria local de ERNC ha crecido exponencialmente y como nunca en la historia, y efectivamente Chile tiene unas condiciones naturales únicas en el mundo para facilitar este avance.

La legislación es clara y en materia energética existe una mirada de Estado que es de largo plazo e independiente del gobierno de turno. Con todos estos antecedentes, lo único que le falta a Chile para convertirse en una potencia de energías renovables es tiempo.

Recientemente, nuestro país fue el ganador del último ranking mundial de ERNC (Climatescope, de BloombergNEF), lo que es una señal muy fuerte.

Es más, si la industria solar se sigue desarrollando como hasta ahora, no sería aventurado pensar que Chile incluso podría convertirse en un ejemplo de sustentabilidad energética para los países desarrollados, los cuales tienen mucha generación térmica y contaminante. Además, si se concreta la interconexión eléctrica con nuestros vecinos, podríamos convertirnos en proveedores de energía limpia para Sudamérica.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo