Precipitándose directo a un Brexit duro: Parlamento de Reino Unido rechaza todas las opciones alternativas para el divorcio con la Unión Europea

La Cámara de los Comunes rechazó las cuatro salidas alternativas a dos semanas del plazo final

Por Francisca Herrera

Una vez más el Parlamento británico llegó a una calle sin salida, ayer volvió a rechazar las opciones presentadas para ofrecer una vía para su divorcio de la Unión Europea (UE). El Brexit duro está cada vez más cerca de concretarse.

La Cámara de los Comunes tenía previsto considerar cuatro opciones: una “unión aduanera permanente y completa en todo el Reino Unido con la UE”; un “mercado común 2.0”, que contempla un ser miembro de la Asociación Europea de Libre Comercio (Efta) y del Espacio Económico Europeo además de un “acuerdo de aduanas integral” con la UE; un referéndum “confirmatorio” para aprobar cualquier acuerdo Brexit aprobado por el Parlamento antes de ser ratificado, y una moción para permitir que el Parlamento evite un Brexit sin acuerdo, explica The Guardian. Todo fue rechazado.

Si el gobierno no logra un acuerdo para el 12 de abril, Gran Bretaña saldrá de la UE con un Brexit duro, es decir, sin un plan para sus relaciones futuras, lo que sería dañino para su economía, socavaría la unidad del país y haría menguar su posición internacional.

Elecciones en la UE

Por otro lado, está el tema de las elecciones del Parlamento Europeo que se realizarán del 23 al 26 de mayo. Algunos políticos británicos han insinuado que Gran Bretaña podría quedarse más tiempo sin participar en las elecciones del bloque.

Sin embargo, el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, dijo a la prensa en Saarbrucken, Alemania, que los británicos “no se han ido para el 12 de abril y se otorga una extensión, entonces Gran Bretaña deberá participar en la elección europea”. “Está en el tratado. Que sea algo que yo quiera es otra cuestión”, agregó.

En las próximas dos semanas, Londres enfrenta negociaciones internas y externas de última hora que decidirán el destino del Brexit y determinarán el futuro de varias generaciones. La tarea de May, como en los últimos tres años, es cerrar la agria división entre los que quieren cortar lazos con la UE y los que quieren conservar los lazos que han unido a Gran Bretaña y el bloque durante casi 50 años.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo