Maduro se resiste a los apagones: anunció el racionamiento de la energía eléctrica por 30 días

También comunicó la decisión de reducir las jornadas laborales.

Por AP

Este domingo Maduro anunció un plan de 30 días para racionar la electricidad. La medida se debe a la crisis que vive Venezuela, donde los cortes de energía son cada vez más frecuentes, afectando a millones de personas.

De esta forma, el mandatario anunció este plan en radios y televisión, indicando que forma parte de los intentos de su gobierno por "reponer y reconstruir" el sistema eléctrico.

"He aprobado un plan de 30 días para ir a un régimen de administración de carga, de equilibrio, entre todo el proceso de generación", los procesos de transmisión y de "consumo a lo largo y ancho del país", explicó Maduro en el mensaje, sin ofrecer más detalles.

Maduro acusa intervencionismo por crisis eléctrica

El plan de "administración de carga", como el gobierno suele llamar a los racionamientos de energía eléctrica que ha aplicado repetidamente en años recientes, estará vigente mientras se repara el "daño brutal", que según el mandatario, ha causado la intervención de Estados Unidos y sus adversarios locales.

"El 25 de marzo empezó una nueva etapa de ataques cuando ya habíamos restituido el servicio. Ese es el plan de la oposición golpista que quiere generar violencia y caos", insistió el líder venezolano.

Así las cosas este anunció se dio cerca de 12 horas después de una nueva falla eléctrica en Caracas y al menos dos decenas de estados.

Por esta razón, Maduro pidió mantener la calma mientras se estabiliza la situación y se restituye el servicio de agua, también afectado por estos apagones. Además decidió para este lunes acortar la jornada laboral en el sector público y privado. 

Con ello, solicitó a sus colaboradores políticos asegurar el traslado del pueblo, pues el corte de luz también afecta al transporte público.

El 7 de marzo se registró el primero y hasta ahora peor de los apagones de la historia venezolana. Aquella jornada, el gobierno de Maduro denunció que fueron consecuencia  de varias causas, desde "ataques electromagnéticos" dirigidos por Estados Unidos hasta un ataque con armas de fuego a una instalación eléctrica.

Guaidó rechazó en Twitter que las fallas sean fruto de acciones de "sabotaje”

"Un nuevo apagón por culpa de los usurpadores… no pudieron con la electricidad, ni con el agua y ni con la economía", expresó  en Twitter el jefe de la Asamblea Nacional, Juan Guaidó, quien en enero se declaró presidente interino en desafío a Maduro.

Por su parte, expertos de derecha afirman que las fallas son consecuencia de una corrupta administración y falta de mantenimiento. Las instalaciones eléctricas están casi en ruinas, particularmente las centrales termoeléctricas que otrora conformaban el sistema de respaldo en caso de una avería en la hidroeléctrica de Guri, que suministra 60% de la energía del país.

Las termoeléctricas sólo operan al 10% de su capacidad, de acuerdo con cifras de la Asociación Venezolana de Ingeniería Eléctrica, Mecánica y Profesiones Afines.

En consecuencia, los acueductos en la mayoría de las regiones del país siguen sin operar. En tanto, el sistema de trenes subterráneos de la capital, que transporta diariamente en promedio tres millones de personas, dejó de prestar servicio. El funcionamiento de internet y los teléfonos fijos y móviles es intermitente desde el 25 de marzo.

Protestas al mil

Dos de los tres más recientes apagones nacionales se produjeron a las 7.10 de la noche del pasado viernes y sábado, lo que hizo sospechar a muchos que se estaría aplicando un patrón de racionamiento del servicio eléctrico.

"Nunca lo vamos a saber, el gobierno siempre miente, no informa, ni asume su responsabilidad, y cuando dice algo, lo justifica con la payasada de los sabotajes", dijo a AP Francisco López, un comerciante de 31 años, en alusión la opacidad informativa que caracteriza al gobierno.

En varios sectores de la capital venezolana se reportaron numerosas manifestaciones nocturnas.

También, el apagón del pasado domingo -que se registró a las 9:40 de la mañana-, desató la ira de muchos venezolanos, quienes sacaron sus cacerolas para protestar contra el gobierno de Maduro.  Otros, más radicales, quemaron basura en las calles; pero muchos de ellos rápidamente regresaron a sus hogares luego que miembros de supuestos grupos oficialistas armados, conocidos como "colectivos", fueron vistos recorriendo las principales avenidas de la capital.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo