¿Necesita endeudarse? El momento actual sigue siendo favorable

Informe del Banco Central muestra que este año la inflación crecerá menos de lo que se esperaba, lo que implicará que la tasa de política monetaria suba más lento ¿El efecto? Tasas de interés de créditos que se mantendrán e históricamente bajas en el caso de los hipotecarios, según los expertos.

Por Pablo Contreras Pérez

Este lunes, el Banco Central (BC) dio a conocer un nuevo Informe de Política Monetaria (IpoM), que es básicamente un reporte trimestral que da cuenta del estado de la economía chilena y las turbulencias externas e internas que debe enfrentar, además de hacer algunas proyecciones.

En él, el ente emisor dio cuenta de una rebaja en la expectativa de crecimiento para este año. Eso sí, mejoró las perspectivas para el próximo año, subiéndolas al mismo rango.

Pero es otro el dato que llama la atención: el del costo de la vida medido por la inflación. Si el BC esperaaba que este año se llegara a 2,9%, en esta ocasión moderó el dato, esperando que alcance solo el 2,6%.

“Tener una inflación controlada y estable es un indicador de estabilidad macroeconómica que permite a las personas y a las empresas tomar decisiones económicas de largo plazo”, sostiene Valentina Ciriotto, economista y académica de Ingeniería Comercial de la U. San Sebastián

El dato también fue destacado por el ministro de Hacienda, Felipe Larraín, quien expresó que "el contexto de una economía que crece en forma significativa, robusta, en torno al 3,5%, con un crecimiento mundial a la baja y una inflación moderada e incluso cayendo, creo que es un buen escenario para la economía chilena".

Con una inflación más que controlada, el Banco Central estimó frenar el ritmo que le aplicaría al alza de la tasa de política monetaria. En términos simples, la tasa de interés se mantendrá estable por un tiempo lo que significa que si tiene contemplado endeudarse, el momento actual es bastante idóneo.

Así lo cree Sergio Tricio, gerente general de Ruvix y experto en finanzas personales, quien señala que “estamos en un muy buen momento, porque la economía chilena se encuentra sana, lo que baja el riesgo de pago a ojos del banco y la tasa de interés es baja y estable por parte del Banco Central”. En ese sentido, ratifica que “este año seguirá siendo un escenario favorable para endeudarse”.

¿De consumo o hipotecario?

Cuando hablamos de endeudarse sanamente es por un propósito en particular y en buenas condiciones. Así, debemos considerar los créditos bancarios de consumo e hipotecarios. Según los especialistas, en ambos tipos de préstamos una estabilización de la tasa de interés se verá reflejada en un acceso más barato a plata prestada.

“En todos los tipos de créditos se debería ver reflejado”, señala Tricio, aunque apunta a que “es más transversal en los hipotecarios, en donde hay más competencia, asociado a un bien que garantiza el crédito, por lo tanto, los niveles históricamente bajos de tasas se deberían mantener”.

A ello, Ciriotto complementa, señalando que en este escenario, “podría ser un buen momento para tomar decisiones sobre compras de una casa o departamento”. Y añade que si las condiciones se mantienen estables y el Banco Central mantiene las tasas, “es conveniente para las personas que quieren pedir un crédito hipotecario juntar más dinero para el pie. De esta manera el monto del dividendo a pagar sería menor y permitiría no tener que endeudarse más de lo necesario”.

Cuál es el mejor hipotecario

Como cualquier compra, el consejo infaltable antes de elegir un crédito hipotecario es mirar toda la oferta disponible en los bancos.

Ciriotto aconseja acercarse a diferentes bancos y cotizar en las diferentes instituciones para ver cuales son más convenientes. “Actualmente los bancos entregan un financiamiento del 80% en promedio, sin embargo, existen todavía unos pocos bancos que financian hasta el 90%”, señala.

A su vez, Tricio estima que “hacia fines del año pasado, los bancos se encontraban más dispuestos a ofrecer créditos, lo que va en línea con una economía que ha vuelto a crecer”.

El experto en financas personales además da algunas claves a la hora de elegir el préstamo adecuado:

  • Hoy en día, las tasas están en torno a 3,5% o menos son consideradas buenas
  • El crédito disponible es mayormente en UF casi siempre, porque hay poca o nula oferta en pesos
  • En cuanto a un refinanciamiento de un hipotecario, dice que suele ser lo mejor el bajar número de años a pagar y mantener la cuota si se logra una menor tasa.

El factor migrante en el controlado costo de la vida

Como se mencionaba, que los créditos se mantengan baratos, se explica por una inflación que está controlada. En su informe, el Banco Central da, fundamentalmente, algunas claves de esto último.

Uno de ellos es el menor traspaso del costo del dólar a algunso bienes de consumo durante los últimos meses. A eso, el BC añade el mercado de las aerolíneas low cost, sumado a la competencia en el mercado automotriz y en la oferta en paquetes de telecomunicaciones y telefonía móvil.

Aunque otro factor mencionado por el organismo es el factor de la inmigración. “Su impacto sobre la fuerza laboral y las holguras de capacidad es importante, lo que se potencia con el hecho que la población inmigrante tiene una tasa de participación en la fuerza laboral mayor que la de la población chilena. Esto se ha dado en un contexto en que los entrevistados del Informe de Percepciones de Negocios perciben que las presiones salariales son acotadas”, acota el ente emisor.

Al respecto, la académica de la U. San Sebastián, explica que “la mayor inmigración en Chile es solo una de las causas que podrían mantener la inflación contenida, esto debido a su bajo costo que influye en los salarios”.

Sin embargo, César Valencia, analista de Alpari Chile, apunta que “debido a las últimas regulaciones en materia de inmigración su impacto debería tender a disminuir con el tiempo”.

¿Menos crecimiento para 2019?

Mientras se destaca que la inflación está más que controlada, el dato que sí inquietó es el recorte que hizo el Banco Central al crecimiento esperado este año

Si en el informe de diciembre se esperaba que la expansión económica fuera de entre 3,35 y 4,25%, el organismo apretó el freno y lo bajó a un rango de entre 3 y 4%. Pese a ello, la preocupación no debiera ser alarmante.

El analista de Alpari indica que estas cifras “se debe a que la desaceleración en importantes potencias económicas y problemas políticos están afectando la proyección de crecimiento económico para 2019”. Y precisamente, añade que “estas reducciones de crecimiento impactan directamente en la inflación, asociado a un menor consumo”.

De hecho, el propio ministro de Hacienda, Felipe Larraín no reaccionó con negativismo al informe. "Esto coincide con lo que hemos planteado hace algunos días, un par de semanas atrás", expresó. Además remarcó que "en el contexto de un mundo donde se reduce el crecimiento esperado para la economía mundial, es más complejo crecer a tasas más elevadas y 3 y medio por ciento sería una buena tasa de crecimiento, crecer sobre eso es más complejo".

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo