Cómo explicar que te despidieron en una entrevista de trabajo

No hablar mal del ex jefe, es una de las recomendaciones.

Por Publimetro

Una entrevista de trabajo es un paso clave a la hora de conseguir un empleo. Por ello, es normal que el postulante se ponga nervioso: es una instancia en la que se deben demostrar en vivo algunas de las capacidades que son las buscadas por la empresa.

Y más de alguno se debe inquietar ante la necesidad de explicar por qué dejaste tu anterior empleo, sobre todo si fue por un despido. Esto puede jugar a favor o en contra del candidato, dependiendo de cómo se aborde, según indica Tiare Díaz, consultant de Page Personnel, empresa de reclutamiento especializado.

La especialista explica que mencionar una desvinculación suele ser positivo, ya que se muestra transparencia en el proceso, al contar las motivaciones o situaciones complejas, como por ejemplo reestructuraciones, cierre de operaciones u otro similar. Sin embargo, también podría jugar en contra del candidato si esta información es extensa o confusa.

“En un proceso de búsqueda de trabajo siempre hay que estar preparados para recibir distintas preguntas, y más si se tiene lagunas en la hoja de carrera o desvinculaciones. Por lo mismo, se aconseja ser transparentes al momento de responder, y ser claros en los distintos motivos de despido”, recalca Díaz.

No hablar mal del ex jefe

Por otro lado, Díaz remarca que se debe evitar hablar mal de la empresa o jefatura anterior. “Este es uno de los errores más comunes de los candidatos, el hablar mal de su anterior empleador o jefatura, así como atribuirles situaciones complejas de maltrato o de problemas de pago en sus salarios”, asegura.

Para evitar este y otros errores, la especialista entrega los siguientes tips para abordar la pregunta de despidos en una entrevista:

  • Ser transparente, concisos y asertivos en la respuesta

Es importante recordar que la información sea transmitida sin adornos o segundas derivadas. “Siempre recomendamos comentar los motivos que entregó la compañía, y de ser necesario se ahondará con otras preguntas directas por el reclutador”, dice Díaz.

  • Estar tranquilos

Es un proceso que la mayoría de los candidatos ha vivido, por lo mismo no hay que sentir miedo ni frustración por el motivo de despido o renuncia. “La mayoría de los reclutadores o empresas entendemos las dificultades del mercado y también las motivaciones de cambio de los candidatos. Mientras uno transmita estos puntos de la manera más precisa en el proceso de reclutamiento también permitirá ser más asertivo”, explica la experta.

  • No extender la respuesta

Díaz, dice que muchos candidatos tienden a fallar en temas comunicacionales porque se extienden con respuestas poco asertivas o confusas de los motivos. “No es necesario extenderse con la información, ni contar una historia llena de participantes o situaciones complejas, generalmente esto produce mucha ansiedad en la entrevista y al candidato le cuesta concentrarse en las siguientes preguntas”, concluye.

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo