Los motivos tras la fuerte alza de los clientes de telefonía móvil con contrato

Usuarios pospago ya casi equiparan a los que usan la modalidad de prepago, donde los datos multimedia y los precios han incidido en este cambio.

Por Pablo Contreras Pérez

La Subsecretaría de Telecomunicaciones informó el miércoles que las conexiones 4G son cada vez más masivas, al crecer más de 35% en 2018. De alguna manera esto explicaría otro dato que se dio a conocer y que da cuenta que quienes tienen celular, cada vez más lo ligan a un contrato.

Al cierre de 2018 existían 25,1 millones de abonados a telefonía móvil, de los cuales 48% a esta categoría, mientras que 52% corresponden a prepago.

De hecho, el detalle indica que en los últimos doce meses registrados se sumaron 2,2 millones de nuevos contratos (alza de 22%), mientras que los usuarios prepago cayeron en 8 mil líneas (caída de 0,1%). Y si se mira en un horizonte de cinco años, si en 2013 los usuarios con pospago eran alrededor de 7 millones, en 2018 ya superaron los 12 millones. Por el contrario, quienes se matienen en la otra modalidad, pasaron de 16,6 millones a 13 millones en el mismo lapso.

Una de las causas para este cambio responde al factor costo. “Hace 10 años la elección de telefonía por tipo de contrato se diferenciaba principalmente a un tema económico. Por un lado, el plan de postpago (o contrato) era mucho más caro y significaba un compromiso fijo mensual. En cambio, el prepago, permitía a los usuarios cargar solo una fracción de lo que costaba un plan y determinar mes a mes si consideraba la recarga o no”, explica Patricio Soto, gerente de investigación de la consultora IDC Chile.

Opinión similar tienen Manuel Araya, gerente de Regulación y Asuntos Corporativos de Entel, quien indica que esta evolución va de la mano de la madurez de este mercado y “el desarrollo económico que ha experimentado el país en los últimos años, que han permitido a las personas tener mayores ingresos que pueden destinar al pago mensual del servicio, y además los precios de los planes han bajado considerablemente”.

Otro ingrediente que aportó al crecimiento del pospago es algo que actualmente nos parece normal: cada vez menos gente utiliza el celular para llamar, ya que el protagonismo se lo lleva internet.

“A partir de 2014, con los planes multimedia, los datos cobraron más relevancia”, apunta Soto. En ese sentido, Alejandro Yánquez, gerente Mercado Móvil de Movistar Chile, señala que “los usuarios están demandando cada vez mayor conectividad y contenidos, por ende, más gigas y minutos” y ejemplifica con que más del 60% del consumo de internet por parte de sus usuarios corresponde a video.

Así lo resaltan también desde Claro, donde su director Alfonso Emperanza, remarca que “los planes de pospago ofrecen cuotas más grandes de datos, lo que hace que respondan de mejor manera a las necesidades de buena parte de los usuarios”.

Cuál conviene más

La portabilidad y los nuevos competidores en el mercado también impactaron, ya que “imprimieron una dinámica competitiva más agresiva, haciendo que los valores netos de los planes bajaran y que la diferencia entre los postpago y los prepago fuera más pequeña”.

Uno de estos nuevos actores es WOM, empresa que ya alcanza 14,9% del mercado, pero para quien el prepago sigue siendo importante, “muy grande que si bien no crece, sigue representando a un número importantísimo de clientes con los cuales estamos igualmente comprometidos”, afirma Sebastián Precht, CMO de la compañía.

A estas alturas ¿cuándo elegir tener plan o prepago? El ejecutivo de IDC da algunas claves: “el prepago es más conveniente siempre y cuando no hables mucho, utilices más datos y tengas posibilidades de conectarte al wifi en tu casa o en la oficina”. Y subraya que “la conveniencia o no va a depender del monto que tu destines o que recargues en un prepago. Cuando supera los $10 mil mensuales te conviene tener un plan”.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo