Recursos de salud: especialista plantea principios para optimizarlos

Plantean que es indispensable migrar hacia un sistema que gestione de manera más eficiente los recursos en función de la magnitud de las necesidades de los pacientes.

Por Consuelo Rehbein

Los sistemas de salud van evolucionando con los años. La idea es seguir entregando servicios de calidad, pero también centrarse en la experiencia y seguridad del paciente. Para debatir sobre este tema, hace poco visitó Chile Mike Wagner, CEO de The Advisory Board Company, consultora internacional en temas de salud.

El especialista expuso en el evento J&J Value Connections, organizado por Johnson & Johnson Medical Devices. El principal objetivo del evento es fomentar la generación de ideas y principios clave que ayuden a la evolución del sistema de salud local, además de ser la plataforma a través de la cual la compañía demuestra su compromiso con la innovación no sólo en tecnología aplicada a sus dispositivos, sino también ofreciendo servicios que se ajusten a las necesidades de cada país, institución y ecosistema de cuidado de la salud.

s Getty

Mayor eficiencia

En el evento, el experto abordó la nueva tendencia mundial en materia de salud, denominada Value Based Care, la que pretende alcanzar mejores resultados y hacer más eficiente la labor de las instituciones de área.

Esta estrategia propone desarrollar modelos basados en valor, poniendo al paciente como centro del servicio, y contempla una medición que aborda resultados en algunos puntos clave: Paciente, diagnóstico, prestaciones, costo y resultado. Además, plantea la pertinencia del cuidado preventivo, como una variable esencial para reducir los costos que se generan durante la prestación de los servicios de salud.

“Nos encontramos frente al nacimiento de una nueva era en el cuidado de la salud y existen 5 principios necesarios para lograr un sistema eficaz y sostenible. Chile debe analizar su realidad en este ámbito, para que pueda rediseñar los modelos y adaptarlos a los requerimientos reales, actuales y futuros de su población”, puntualizó Wagner. Según el experto, hay 5 principios clave.

Principios clave

  • 1° Expansión de la definición de cuidado: El manejo de enfermedades crónicas está menos relacionada a cuidados clínicos y más al manejo de hábitos, lo que implica una intervención constante y proactiva, en lugar de sólo educación y monitoreo. Las estrategias de prevención incrementan la calidad de vida y demoran el inicio de una enfermedad; sin embargo, la edad eventualmente impacta tanto al paciente como al sistema de salud, volviendo una prioridad la gestión de enfermedades crónicas a largo plazo.
  • 2° Diseño de múltiples sistemas de cuidado concurrentes: El cuidado de la salud actualmente está diseñado en torno a la magnitud del proveedor –cuidados primarios o terciarios o clínicas v/s hospitales-. El futuro del cuidado de la salud, deberá diseñarse en función de la magnitud de las necesidades de los pacientes -alto o bajo riesgo.
  • 3° Aprovechamiento de la fuerza laborar no clínica: Muchos de los servicios y funciones de apoyo en el cuidado de la salud, no son actividades clínicas y no requieren de expertos médicos.
  • 4° Necesidad de crear un sistema de financiamiento colaborativo: Muchas soluciones para una mejor atención de la salud, se sitúan fuera del actual sistema y, por lo tanto, fuera de los actuales esquemas de financiamiento. La recaudación de fondos en múltiples formatos, permitirá a los proveedores ampliar el horizonte de la atención integral.
  • 5°Importancia de crear alianzas y/o asociaciones: Las inversiones masivas en capital, tecnología de punta y el acelerado cambio en las expectativas del mercado, hacen prácticamente imposible que un proveedor de salud pueda transformarse por sí mismo, por lo que las alianzas se vuelven necesarias.
salud Getty

En concordancia con lo expuesto por Wagner, Asise Fernández, country manager para Chile de Johnson & Johnson Medical Devices, agregó que “consideramos que cada acción cuenta para generar un impacto positivo y significativo en la sustentabilidad de la atención de salud y para dar mayor acceso a tratamientos innovadores a los pacientes”.

Un ejemplo a seguir

La implementación práctica de algunas de estas claves, así como de la estrategia Value Based Care, ya cuenta con un ejemplo en Sudamérica, a través de la experiencia obtenida en una clínica privada de Cali, Colombia.

Esta institución, una de las más grandes del país y que ofrece especialidades altamente complejas como cardiología, urología, oncología y ortopedia, logró mejorar su eficiencia operativa en relación al ciclo de atención del paciente con fractura de cadera de más de 65 años e incrementar la eficiencia y el uso de la capacidad de quirófano.

Entre otros resultados, consiguieron reducir el tiempo de entrada de pacientes en el quirófano de 96 a 48 horas, aumento de la tasa de sobrevivencia de pacientes con fractura de cadera de 77% a 87,3%; ocupación del quirófano de un 56% al 80-85%  y sólo un 23% de retraso en las cirugías.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo