Ignacio Walker le quiere dar un vuelco a la DC: "Tal vez llegó la hora de cambiarnos de nombre a Partido Democrático de Centro"

El otrora senador advirtió al PS, PPD y PR que "tienen que entender de una vez por todas que la DC nunca ha sido y nunca va a ser un partido de izquierda".

Por Christian Monzón

El ex presidente de la Democracia Cristiana Ignacio Walker aseguró que quizás llegó la hora de cambiar el nombre a la mencionada colectividad, lanzando de paso una advertencia al PS, PPD y PR.

El otrora senador, quien en la actualidad se encuentra alejado de la política y divide su tiempo como investigador de Cieplan y profesor de la Universidad Católica de Valparaíso, defendió en entrevista a La Tercera que su colectividad haya apoyado la idea de legislar la Reforma Tributaria pese al rechazo del resto de la oposición, destacando que el falangismo "no va a aceptar más el bullying y que sea ninguneada, tironeada, especialmente hacía la izquierda y desde la izquierda".

"Felicito a la bancada y a la directiva de la DC por saber anteponer el interés de Chile a esta suerte de rencillas, escaramuzas, guerra de guerrillas en que se ha convertido la política interna", afirmó.

"Los partidos de izquierda, sobre todo nuestros amigos tradicionales, el PS, el PPD, el PR, tienen que entender de una vez por todas que la DC nunca ha sido y nunca va a ser un partido de izquierda, y tienen que entender que si la siguen tironeando hacia la izquierda, lo único que vamos a hacer es seguir subsidiando a la derecha", manifestó.

Walker señaló además que dentro de la colectividad existe una gran diversidad interna, por lo que indicó que no ve con malos ojos hacer un giro en la tienda política. "Yo no le temo a que existan dos almas, tres almas en el partido en la medida en que logramos sostener una base común. Pero el tema es mucho más de fondo, tal vez llegó la hora de cambiarnos de nombre a Partido Demócrata de Centro (PDC)", expresó.

"Hablo de un centro con personalidad, democrático y reformista. Ni conservador ni revolucionario, más allá de derechas e izquierdas como fue nuestra definición a fines de los años 30, que cree en la gradualidad de los cambios, comprometido con los derechos humanos, sin ambigüedades ni doble estándar, que da cuenta de la sociedad actual y los desafíos del futuro, con una mirada centrada en los nuevos sectores medios, en los jóvenes y las mujeres. Finalmente, un centro donde converjan el socialcristianismo, la socialdemocracia y el social liberalismo. No le tengo miedo a hacer esta discusión", explicó.

De igual manera, aseguró que con este cambio no busca renegar de las raíces cristianas del partido, "porque el humanismo cristiano es nuestra filosofía política, pero el espacio de la DC es cada vez más reducido, por lo tanto, tenemos que procurar una convergencia con otros humanistas, con otras miradas políticas y culturales".

"Chile sigue siendo un país más de centro que de extremos, pero ese mundo está huérfano de representación política", remató Walker.

 

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo