Latam defiende alianzas con otras aerolíneas: "Chile no debe quedar fuera de estos acuerdos que significan más destinos y precios bajos”

La FNE y sector hotelero impugna pactos en la Corte Suprema por considerarlo "monopólico".

Por Publimetro

Defendiendo los eventuales beneficios que traería para los pasajeros, Latam Airlines Group presentó este lunes sus argumentos ante la Tercera Sala de la Corte Suprema para validar la aprobación del Tribunal de Defensa de la Libre Competencia de Chile (Tdlc) de los Joint Business Agreements (JBAs) con American Airlines e Internacional Airlines Group (IAG, el holding de British Airways e Iberia),respectivamente, los que son apuntados como "monopólicos".

Al término de la sesión, el presidente del directorio de la compañía, Ignacio Cueto, declaró que “la única forma de ofrecer más destinos a precios bajos es a través de este tipo de acuerdos. Chile perdería si fuera impedido de acceder a los beneficios que traen los JBAs. Estamos confiados en que los jueces dimensionarán estos beneficios –que son comprobados día a día por millones de pasajeros alrededor del mundo- incluyen tarifas más convenientes, más destinos y nuevos vuelos directos. Chile no debe quedar fuera de estos acuerdos que significan más destinos y precios bajos”.

Las principales líneas argumentales presentadas por la defensa de la aerolínea fueron las siguientes:

  • La industria aeronáutica es inherentemente una industria de redes, tal como lo reconoció el Tdlc por lo que estos acuerdos entre líneas aéreas son necesarios a fin de ofrecer una mayor red de destinos a sus pasajeros, más vuelos directos, más y mejores alternativas de itinerarios y conexiones, y así cumplir con los requerimientos de los clientes de hoy. No existe ninguna línea aérea capaz de ofrecer todos los destinos por sí sola
  • Los JBAs de aerolíneas a través del mundo han sido aprobados en muchos países y por diversas autoridades expertas en materia de libre competencia
  • Uno de los beneficios más relevantes son las sinergias que generan estos acuerdos y la reducción de la “doble marginalización”, que se traduce en beneficios directos a los consumidores como tarifas más convenientes, especialmente para pasajeros que viajan en conexión, y una mejor red de destinos, abriendo alternativas de viaje que hoy no están en la red de Latam
  • El Tdlc realizó un trabajo acucioso y conservador para estimar los riesgos y beneficios de la operación. Dado que detectó que las operaciones podían generar riesgos a la competencia, y siguiendo su práctica habitual, estableció que los JBAs deberán sujetarse a medidas de mitigación para funcionar
  • La aprobación de las operaciones con medidas es la decisión correcta. Si no se validaran los JBAs, Chile quedaría fuera de los beneficios que traen estas operaciones.

Cabe recordar que estos acuerdos fueron autorizados en octubre pasado por el Tdlc, sujetos al cumplimiento de nueve medidas, pero que, a juicio de la Fiscalía Nacional Económica (FNE), éstas no resultan efectivas ni adecuadas.

En su alegato, la entidad solicitó a la Corte Suprema prohibir esta operación porque las partes dejarían de comportarse como agentes económicos independientes en las rutas donde el acuerdo surte sus efectos, “con consecuencias equivalentes a las de una operación de concentración, aunque sin las eficiencias y ahorros en costos que podría esperarse de una fusión”.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo