Trabajar 11 o 12 horas por día: dos multimillonarios y sus particulares propuestas de jornadas laborales

Expertas afirman que ideas de dos de los hombres más ricos del mundo van contra la tendencia actual de buscar equilibrios para el bienestar de los trabajadores.

Por Pablo Contreras Pérez

Cuando en Chile se está tramitando un proyecto de ley para acortar la actual jornada laboral de 45 horas por semana a solo 40, los multimillonarios tienen una idea particular de cuál debiera ser el tiempo que le dedican las personas al trabajo.

En 2012 el empresario mexicano Carlos Slim, actualmente la quinta persona más rica del mundo según Forbes, lanzó la idea de un particular formato: trabajar solo tres días a la semana. Suena bien ¿no? pero por 11 horas diarias.

El viernes pasado fue otro multimillonario, el fundador del gigante chino del ecommerce Alibababa, Jack Ma el que hizo su propia propuesta. El 21º más rico del planeta señaló que su jornada laboral ideal es la fórmula “996”, es decir, laborar de 9 de la mañana a 9 de la noche durante seis días a la semana. El hombre más rico de China expresó que "si quieres unirte a Alibaba, debes estar preparado para trabajar 12 horas al día, de lo contrario, ¿para qué molestarte?"

Tener solo uno o cuatro días de descanso a la semana, pero trabajando a full ¿puede considerarse un periodo de trabajo adecuado? “Lo que declara el fundador de Alibaba, Jack Ma, sobre la jornada laboral está en contra de la actual tendencia que prevé una mejora en la condición laboral de los individuos”, sentencia Valentina Ciriotto, académica de Ingeniería Comercial de la U. San Sebastián (USS).

En un país como Chile que está cuarto entre los países de la Ocde con la mayor cantidad de horas de trabajo por persona al año, pero lejos de ocupar el mismo nivel de productividad, confirma que ambos conceptos no tienen por qué estar directamente relacionados.

“La productividad, más que todo, va asociada a cuán eficiente sea una persona en su trabajo, cuánto tiempo ocupas en el trabajo efectivo, cuántas horas se destinan a estar en redes sociales, cuánta concentración y foco se ponga en la labor que debemos realizar”, apunta Carolina Varela, service manager de la empresa de recursos humanos, Adecco Chile. De hecho, la economista de la USS afirma que según señalan algunos estudios, “el trabajador promedio es productivo poco menos de tres horas”.

En tiempos de millennials y flexibilidad

Estas propuestas de jornada laboral de Slim y Ma se encuentran de frente con un mundo que transita a una mayor flexibilidad, de la mano de los avances tecnológicos y las necesidades de los trabajadores de las generaciones como los millennials, que buscan más compatibilizar el trabajo con su tiempo de ocio.

Así lo remarca Ciriotto, quien señala que, por ejemplo, el teletrabajo permite “mayor compromiso del trabajador dándole mayor autonomía y flexibilidad respecto las horas y el espacio de trabajo logrando una mayor productividad”.

Sin embargo, las expertas rescatan que esto no significa que establecer horarios específicos deba o vaya a desaparecer. “La discusión sobre la jornada laboral sigue existiendo y en algunos casos o rubros es necesario tenerla”, dice la ejecutiva de Adecco, mientras que la académica dice que solo “ciertos trabajos pueden beneficiarse de mayor flexibilidad. Por otro lado, máxima flexibilidad hace que no haya una clara distinción entre ocio y trabajo”, advierte.

Asimismo, el cómo y cuánto fijar una jornada de trabajo depende de los contextos culturales y socioeconómicos añade Ciriotto y recuerda que “los países más desarrollados como Alemania, Dinamarca, Noruega y Holanda son también países donde se mantienen altos niveles de productividad y donde se trabaja menos horas”.

 

1.974

horas al año trabajan los chilenos, ubicándose sexto entre los países de la Ocde, 200 horas más que el promedio de esta entidad, pero superior en más de 600 horas a Alemania, que con solo 1.363 al año es la que registra la menor cantidad

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo