¿Por qué la familia de Alan García rechazó el funeral de Estado con honores?

La familia del fallecido ex presidente peruano Alan García, quien murió este miércoles al dispararse en la cabeza con un arma de fuego cuando iba a ser detenido por el caso Odebrecht, rechazó que se le celebre un funeral con honores de Estado.

Por Agencias

Militantes de la Alianza Popular Revolucionaria Americana velaban este jueves los restos del ex presidente peruano Alan García, quien acabó con su vida de un disparo en la cabeza cuando la policía se disponía a detenerlo en su residencia en el marco de una investigación por lavado de activos ligada al caso Odebrecht.

El secretario personal de García, Ricardo Pinedo, dijo a periodistas que el dos veces ex presidente peruano será enterrado el viernes en un cementerio de la capital.

Cientos de militantes de diversas partes del país llegaban hasta el local del partido Apra para despedir al político, donde también estuvieron sus hijos, la ex primera dama Pilar Nores y quien fuera su pareja Roxanne Cheesman.

El gobierno de Perú declaró tres días de luto después de la trágica muerte del expresidente Alan García. El comunicado indica que las banderas en instituciones del Gobierno se izarán a media asta y aclaran que el ex presidente García podría recibir un funeral de Estado. Su familia decidió realizar una ceremonia privada en la sede del partido Aprista en Lima.

Ups, no se encuentra el tuit. ¿Tal vez lo eliminaron?

“La familia ha decidido rechazar los honores que, como expresidente, le correspondían a Alan García. Solo será velado y enterrado con honores apristas”, dijo Ricardo Pinedo, quien fuera secretario general de García.

La información también había sido dada a conocer por el congresista Jorge del Castillo, quien había anunciado que la familia había decidido que el velatorio “sea un tema partidario”.

“Corresponde que el Estado declare duelo nacional. En cuanto al protocolo, la familia ha indicado que prefiere que sea un tema partidario, privado, de la gente amiga. La familia ha tomado la decisión y la hemos respetado”, señaló.

El legislador Mauricio Mulder declaró que “hoy las exequias, que tendrán lugar en el local del partido a partir de las 5 de la tarde, serán la demostración de que el Apra nunca muere”.

García murió la víspera en un hospital horas después de dispararse en la cabeza con un revólver Colt, una de las nueve armas que guardaba en su dormitorio. El ministro del Interior Carlos Morán comentó que cuando el equipo fiscal ingresó con la policía al primer piso de la mansión del ex presidente para arrestarlo, García -que se encontraba en el segundo piso- indicó que iba a hacer una llamada a su abogado y se encerró en su dormitorio para después dispararse.

Es el primer caso de un expresidente de Latinoamérica que se quita la vida mientras es investigado por el caso Odebrecht. La próxima semana los fiscales que investigan a la élite política peruana entrevistarán en Brasil a Jorge Barata, el ex gerente en Perú de la constructora, quien deberá responder preguntas sobre el ex mandatario.

De acuerdo con la fiscalía el ex presidente habría recibido unos 100.000 dólares de Odebrecht maquillados bajo la apariencia de pagos por una conferencia en Sao Paulo que García dio en 2012.

A fines de 2018 el ex presidente intentó evadir a la justicia ingresando a la embajada de Uruguay en Lima y solicitando un asilo por supuesta persecución política. Pero el gobierno del presidente uruguayo Tabaré Vásquez rechazó su petición y desde entonces García vivió vigilado por la policía porque tenía prohibido salir del país por 18 meses.

García, de 69 años, gobernó Perú en dos oportunidades, la primera de ellas de 1985 a 1990, cuando dejó al país sumido en su mayor crisis económica contemporánea. Volvió al poder en el periodo 2006-2011.

Todos los presidentes de Perú desde 2001 tienen cuentas pendientes con la justicia por sus nexos con Odebrecht. Alejandro Toledo (2001-2006) reside en Estados Unidos, aunque se ha pedido su extradición, y Ollanta Humala (2011-2016) también estuvo preso junto a su mujer entre 2017 y 2018. Pedro Pablo Kuczynski (2016-2018) enfrenta un pedido de prisión domiciliaria tras estar detenido desde el viernes último.

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo