Otra vez el SII se restó: Sobreseen a Marco Enríquez-Ominami por delito tributario en el Caso OAS

Al ex candidato presidencial se le imputaba no rendir ante el Servel el uso de un avión de la empresa brasileña OAS, pero la causa quedó en nada porque el SII no se querelló.

Por Gabriel Arce

La mañana de este miércoles, el Octavo Juzgado de Garantía de Santiago decidió sobreseer al ex candidato presidencial Marco Enríquez-Ominami por delito tributario en el marco de la arista chilena del caso OAS.

El líder del Partido Progresista (PRO) fue acusado de delitos tributarios y fraude por no rendir gastos ante el Servel, puntualmente del uso de un avión privado de la empresa Brasileña AOS. También se le acusa de haber entregado "facturas ideológicamente falsas", indagatoria que está a cargo de la fiscal de Alta Complejidad, Ximena Chong.

El dilema se resolvió bajo la misma lógica con que Pablo Longueira salvó ileso del caso SQM: la Justicia decidió que al no existir una querella por parte del Servicio de Impuestos Internos (SII), la causa no venía a lugar. Recordar que es el único organismo facultado para iniciar acciones legales en hechos de delitos tributarios.

En su lugar, el SII sólo busca condenar a su exasesor en la campaña presidencia, Cristián Warner. El Ministerio Público pide 4 años de cárcel.

A su vez, el Juzgado rechazó la reabrir la investigación, petición que hizo el Consejo de Defensa del Estado.

Eso sí, el camino a la purga de MEO todavía no finaliza, ya que sigue estando pendiente la causa por fraude al Fisco. La defensa del ex diputado, luego de la resolución por el caso AOS, también solicitó el sobreseimiento por fraude. Cabe recordar que en este último, el ex candidato arriesga aún 5 años de cárcel.

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo