Suicidio asistido como alternativa de eutanasia: ¿Cómo se podría aplicar?

La Comisión de Salud de la Cámara aprobó la incorporación de la figura de suicidio asistido como alternativa a la eutanasia. Dentro de las opciones que se aplican en otros países están inyecciones, gas helio y pastillas.

Por Consuelo Rehbein

La Comisión de Salud de la Cámara de Diputados, encargada de analizar los proyectos sobre eutanasia o muerte digna y cuidados paliativos, aprobó la incorporación de la figura de suicidio asistido como alternativa a la eutanasia.

El procedimiento deberá ser supervisado por un profesional de la salud. “El suicidio asistido que consiste en que el médico va a entregar a la persona los medios para que él lleve adelante su voluntad de la muerte por enfermedades terminales, con dolor intratable, etc. El punto más importante que se discutió fue que debe existir siempre supervisión”, explicó en detalle el presidente de la comisión, el diputado Ricardo Celis (PPD).

La diferencia entre eutanasia y suicidio asistido

pastillas Getty

En los países donde existe norma respecto a estos procedimientos, hay distintas alternativas para aplicar eutanasia y suicidio asistido. Pero primero, hay que tener claro que son conceptos distintos.

La eutanasia son las actuaciones que producen directa e intencionadamente la muerte de los pacientes y que se realizan en un contexto de sufrimiento debido a una enfermedad incurable que no ha podido ser mitigado por otros medios. Hay diferentes tipos.

La diferencia, es que el suicidio asistido se le proporciona a una persona, de forma intencionada y con conocimiento, los medios necesarios para suicidarse, incluidos el asesoramiento sobre dosis letales de medicamentos, la prescripción o el suministro de los mismos. Es el paciente, en este caso, el que voluntariamente termina con su vida.

¿Cómo funcionaría en Chile?

inyección Getty

En el caso chileno, lo que se propuso es que para que una persona pueda optar al suicidio asistido, deberá estar diagnosticado en estado de salud terminal o en estado de sufrimiento físico o mental constante e insoportable, determinado por al menos dos médicos competentes.

Además, deberá ser mayor de edad, encontrarse con sus plenas facultades mentales y expresar de manera voluntaria, razonada, reiterada y libre de presión su postura.

Morir durmiendo y sin dolor

exit Kit de suicidio de Exit International. / Getty

Sobre las opciones a aplicar, en otros países del mundo, se utiliza principalmente la inyección letal. Sin embargo, al norte de Europa están innovando con nuevos mecanismos como cámaras con helio, que darían una muerte pacífica.

De hecho, organizaciones internacionales como "Exit Internacional" que apoyan la eutanasia y el suicidio voluntario, dan información de cómo elaborar tu propia "bolsa de escape" con helio. Se supone que con este método, te duermes antes de quedar sin aire y morir. O incluso te facilitan un "kit" de suicidio.

También se han desarrollado pastillas que se ingieren antes de dormir, para quedar en un sueño eterno. El pentobarbital, una droga para practicar eutanasia en animales, también es opción en Holanda, Luxemburgo y Bélgica.

La mayoría de estas opciones tienen una ventaja en común: la muerte se produce luego de que el paciente queda inconsciente. Por lo que se les da acceso a una muerte sin dolor.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo