Fallece Jacqui Saburido, mujer símbolo de campañas en contra de la conducción en estado de ebriedad

La venezolana se encontraba viviendo sus últimos años en Guatemala para tener acceso a un mejor tratamiento para el cáncer que le afectaba

Por Javiera Fuentes Acosta

En 1999, a sus 20 años, Jacqui Saburido decidió complementar los estudios de ingeniería que se encontraba cursando en Venezuela y se fue a Estados Unidos a aprender inglés.  Su vida era como la de la una joven común y corriente, hasta que fue víctima de un suceso que le cambió completamente la vida.

Se encontraba en Austin disfrutando de una fiesta con amigos. Pasadas las cuatro de la mañana, Saburido y sus amigas decidieron regresar en automóvil sin saber lo que les esperaría. Se encontraban siguiendo su recorrido cerca de Lake Travis, ninguna de las ocupantes del vehículo había ingerido alcohol. Sin embargo, fueron interceptadas por un conductor que sí había bebido y se encontraba manejando en estado de ebriedad.  Lo que siguió para las amigas, solo fue tragedia.

Jacqui fue la única que sobrevivió de sus amigas, sin embargo, con el 60% del cuerpo quemado, su rostro totalmente desfigurado y con múltiples dificultades para el resto de su vida. Por su parte, el conductor que las chocó, fue condenado a siete años de prisión.

De ahí en adelante, la vida de Saburido tuvo un drástico cambio que partió con múltiples cirugías que se convirtieron en más de 120 durante los 20 años que vivió tras el accidente. A pesar de que según los doctores su diagnóstico era fatal, la venezolana ganó la lucha y no murió a pesar de las  quemaduras que le afectaban.

El accidente causó tal revuelo que desde Texas la llamaron para comenzar a hacer campañas con el fin de concientizar con este tipo de tragedias producidas por manejar en estado de ebriedad. Saburido aceptó y realizó campañas y seminarios en Estados Unidos y otras partes del mundo. La llamaron a varios programas de televisión, entre esos, el famoso programa conducido por Oprah Winfrey al que pudo ir en dos oportunidades. Luego de un tiempo la increíble historia de Saburido ya era conocida a nivel mundial.

Pasado el tiempo se le diagnosticó cancer, la misma enfermedad que tuvo su madre fallecida y misma enfermedad que terminó por quitarle la vida a Saburido también. Luchó varios años contra la enfermedad, sus últimos años los decidió pasar en Guatemala para tener un mejor acceso de medicamentos y también de procedimientos médicos, sin embargo, no logró ganar la batalla del cáncer. Desde su fallecimiento, múltiples organizaciones y seguidores han lamentado su partida.

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo