Se ganaron más de $3 mil millones en la lotería pero no les quieren dar premio porque usaron una tarjeta robada para comprar el boleto

Que feo lo que hicieron.

Por Nathaly Lepe

Mark Goodram y Jon-Ross Watson tienen la mejor de las suertes, pero a la vez la más mala de todas. Todo porque la pareja había resultado ganadora del pozo mayor de la lotería Camelot en Inglaterra, pero los jefes de la oficina se han negado apagarles el premio, luego que sospecharan que el boleto lo habían adquirido de forma ilegal.

Los hombres serían los legítimos ganadores de 4 millones de libras -unos 3.484.573.800 de pesos chilenos- pero el ticken lo habrían comprado con una tarjeta de débito robada, lo que motivó a los organizadoes del corteo a retenerles el premio.

La sospecha se presentó cuando los hombres fueron a cobrar su premio y no lograron acerditar tener una cuenta bancaraia para que se les depositaran los fondos. 

En ese minuto tampoco pudieron confirmar de donde había saldo la tarjeta que usaron para pagar el ticket ganador, pese a que aseguraban que pertenecía a uno de sus amigos de nombre John.

Mark Goodram Reproducción Facebook Mark Goodram

¿Dónde está John?

Según el reporte del diario inglés The Sun, los sujetos afirmaron cuando les prguntaron por el dueño de la tarjeta usada para comprar el boleto premiado, que John había desaparecido "en el norte".

Por este motivo, es que desde la organización decidieron retener el pozo.

Según el reporte de los medios ingleses, los hombres enían pensado comprarse casas con los recusos y tomar un crucero con detsino al Caribe, sueños que tendrán que esperar hasa que se resulva el tema.

Sin embargo, según se supo en las redes sociales uno de los sujetos, Mark Goodram, habría sido encarcelado por robo el año pasado, un antecedente más para la causa.

Jon-Ross Watson Reproducción facebook Jon-Ross Watson

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo