Las complicaciones de los mayores de 50 años que buscan empleo

Experta dicer que las empresas debieran valorar la estabilidad que buscan las personas de esta generación.

Por Publimetro

Perder el empleo a cualquier edad no es una buena experiencia, pero después de los 50 años es más problemático, porque se torna más dificultoso ser recontratado.

“Muchas empresas tienden a privilegiar a personas jóvenes en su contratación cuando buscan un cargo, especialmente en el ámbito profesional, porque piensan que son más dinámicos, digitales y flexibles para adaptarse a una cultura empresarial. Por esto, personas mayores de 50 años desempleadas demoran largo tiempo en encontrar empleo y, a veces, desisten en la tarea y comienzan a trabajar de manera independiente o realizando asesorías”, explica Claudia Araya, gerente comercial de GrupoExpro, empresa que realiza procesos de selección por encargo de otras compañías.

El problema radica en el largo periodo de cesantía que enfrentan muchos profesionales de mayor edad, y que puede durar varios meses.  En ese sentido, la especialista afirma que responde a “que hay discriminación con personas mayores". Por lo anterior, subraya que es importante que las empresas valoren el talento, experiencia y compromiso de personas mayores de 50 años, los seleccionen y contraten.

Y apuntando a la contingencia, Araya señala que "si se aumentara la edad de jubilación, se debería garantizar la empleabilidad de la población a medida que envejece. Incluso se podría evaluar el estudio de una ley que promueva la inclusión laboral a mayor edad, evitando la discriminación por edad que se está evidenciando en el país”, propone.

Generación X comprometida

La experta recalca que las personas sobre los 50 años son una buena carta de contratación para las empresas por su alto compromiso laboral. “Forman parte de la generación X, que no abandonará el empleo por un año sabático. Al estar cesantes, además, muchos redoblan su compromiso pues piensan que en la nueva oportunidad de trabajo terminarán su vida laboral. Esto se traduce en que tengan menor ausentismo y rotación laboral habitualmente”, acota.
Asimismo, dada su trayectoria, estas personas pueden aportar experiencia y capacidad analítica.

Asimisomo, afirma que “es errado pensar que no adaptarán su forma de trabajar a una nueva cultura empresarial. Generalmente son personas flexibles, pues han debido adaptarse a los vertiginosos cambios tecnológicos y laborales de las dos últimas décadas”, advierte.

A los mayores de 50 años que buscan empleo, la especialista recomienda:

  • Involucrarse con redes sociales digitales: crear o actualizar un perfil laboral y contactos en LinkedIn. Usar redes sociales para comunicar de manera positiva y creativa que se busca empleo, sin el pudor de ser cuestionado por la edad.
  • Mantener una actitud optimista: después de meses de búsqueda infructuosa, puede ser fácil perder la esperanza de encontrar empleo. Hay que acudir con energía a las entrevistas laborales y recalcar aspectos positivos como la responsabilidad, compromiso y experiencia.
  • Sintetizar el curriculum: tras décadas de trabajo, probablemente el CV acumule varias páginas. Al postular a un empleo, es mejor enviar uno de máximo dos páginas y que informe lo que es concerniente al empleo al cual se postula. “Si estás sobre calificado, puedes perder la oportunidad que te llamen a una entrevista. Hay que adaptar el CV al cargo. En algunos casos, tal vez sea necesario omitir un alto puesto o un rubro de trabajo. Luego, durante la entrevista laboral, el postulante puede explicar esa experiencia y aclarar que pese a alto cargo obtenido, necesita reinsertarse en el trabajo”, recomienda Araya.
  • Mostrar flexibilidad y adaptación: muchas empresas optan por contratar a jóvenes porque piensan que se adaptarán mejor a las instrucciones. Para contrarrestar el prejuicio que las personas mayores tienen un modo formado de hacer el trabajo, durante la entrevista laboral es importante relatar situaciones que muestren que se está dispuesto a aprender diferentes metodologías de trabajo y tecnologías, y adaptarse a nuevas culturas empresariales.
Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo