Glovo se despide de Chile: ¿hay espacio para todas las apps?

Firma española deja Chile tras un año 2018 con pérdidas, debido a falta de espaldas financieras, abandonando así un competitivo mercado que mantiene a otros tres competidores por la lucha de la denominada última milla.

Por Pablo Contreras Pérez

Es cosa de andar por las calles de algunas comunas de la capital para darse cuenta de la masiva presencia de las aplicaciones de delivery. Pero parece que el mercado no alcanza para todos.

Fue el viernes cuando se conoció la noticia que Glovo dejaba el país a partir de hoy, luego de estar operando en nuestro país desde 2017, dejando el mercado registrando US$100 millones en pérdidas durante el año pasado, luego de expandirse a otros países.

De esta manera, en la competencia de la denominada “última milla” por llevarnos la comida al hogar (u otro tipo de pedidos) solo quedan tres ¿Muy dura la competencia o un mercado muy pequeño? Para Roberto Saavedra, economista y académico de la Escuela de Negocios de la U. Mayor, se relaciona a capacidad de inversión.

Glovo era un hermano bastante más pequeño, porque tuvieron que hacer una alianza en su minuto con Cabify y por ese canal fueron creciendo, entonces no tenía la misma opción de crecer, más todavía en un mercado que requiere permanentemente estar invirtiendo”, sostiene.

En ese sentido, acota que les faltó “espalda financiera” para seguir desarrollándose acá en el país, diferente a lo que pasa con otras plataformas como Uber, que es una empresa global, y Cornershop, que ahora pertenece a Walmart.

“Hace un par de meses veníamos observando que el mercado de las apps de delivery en Chile no sería el suficiente para la operación de cuatro actores”, Mateo Albarracín, gerente de expansión de Rappi

Una visión diferente existe desde una de las competidoras, la única que respondió a las consultas de Publimetro. Mateo Albarracín, gerente de expansión de Rappi, afirma que “hace un par de meses veníamos observando que el mercado de las apps de delivery en Chile no sería el suficiente para la operación de cuatro actores”.

¿Hay espacio para todas? Pese a que se ven las calles llenas de estas apps, Saavedra no considera que el mercado esté “saturado” y que eso haya motivado la salida de Glovo. Añade que “pueden haber mercados saturados, pero si el cliente percibe diferenciación y está dispuesto a pagar una diferencial con tal de que me lo enteguen a tiempo, etc, hay nicho”.

En tanto, Abarracín sostiene que “Chile tiene un mercado amplio, pero a la vez exigente”, por lo que sentencia que “si un cuarto actor no logró adaptarse, es muy díficil que otros lleguen y, si lo hacen, tendrán que entregar un muy buen servicio a los usuarios”. 

Publimetro intentó obtener la versión de Glovo, pero la empresa declinó a entregar declaraciones.

DiDi al acecho

Mientras se mueve el mercado de las aplicaciones de delivery, con la rendición de uno de los competidores, sucede lo contrario en las apps de transportes, ya que las que actualmente operan el Chile tendrán que hacerle un espacio a DiDi, que es conocida como el “Uber chino”.

Desde una estas competidoras, Beat, afirman que es positiva esta llegada, “ya que la competencia es beneficiosa para los usuarios. Por nuestra parte, estamos seguros de que estamos haciendo las cosas bien”, indica el general manager, Christopher Banfield.

A propósito del respaldo que le faltó a Glovo, el ejecutivo subraya que Beat cuenta con el sostén económico de Mercedes Benz y BMW. “Con el éxito de la llegada de Beat a Sudamérica, la compañía fue comprada por el propietario de Mercedes Benz, Daimler A.G. y ellos han sido la ‘espalda’ de Beat desde el 2017”, señala.

Desde Cabify también se muestran llanos a la competencia. Su country manager, Ignacio Gutiérrez, sostiene que “la entrada de nuevas plataformas no significa otra cosa que más opciones para el usuario. Teniendo todas estas opciones, ya es decisión del usuario escoger la app con la que se identifica y se siente a gusto”.

En este caso,Hernán Herrera, economista y académico de Ingeniería Comercial de la U. San Sebastián, apunta que “si una empresa ingresa a un mercado es porque existe un margen de ganancias que aún puede ser explotado”, por lo que no ve problema en el aterrizaje de DiDi en Chile.

Asimismo, el académico S explica que “los mercados objetivos a los cuales están enfocados las aplicaciones no son necesariamente los mismos y tampoco ofrecen los mismo. Por ejemplo, Cabify es en promedio más caro que Uber, pero ofrece un mayor nivel de seguridad. Dicho esto, sí esperaríamos que puedan convivir estas cuatro aplicaciones, al menos en el corto o mediano plazo”, concluye.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo